"Los servicios sociales en los ayuntamientos son casi inexistentes y están en peligro de desaparecer por la reforma local"

El PSOE inicia una campaña nacional en la que se compromete a derogar en un futuro la reforma local y negociar una nueva con las corporaciones municipales


La secretaria de Política Municipal del PSOE ha denunciado, con motivo del primer aniversario de la aprobación de la reforma local, que "servicios tan sensibles y queridos por los ciudadanos como los servicios sociales, debido a la reforma local, son casi inexistentes y están en peligro de desaparecer en los ayuntamientos".

Adriana Lastra ha explicado que el PSOE inicia en Asturias una campaña nacional "en la que reivindicamos nuestro compromiso de derogar la reforma local cuando el PP pierda las elecciones generales para hacer una reforma consensuada con los ayuntamientos y las entidades locales menores y que los ciudadanos se vean beneficiados por la prestación de servicios".

"El Gobierno del PP nos está diciendo con la reforma local que los ayuntamientos sobran en este país", cuando para los socialistas, ha advertido Lastra, "son uno de los pilares fundamentales de nuestra democracia por la prestación de servicios ciudadanos".

Para Luisa Carcedo, la reforma local tiene mucha incidencia en la red de servicios sociales, en la que trabajan 50.000 personas, "que tienen una enorme preocupación por una reforma, que entrará en vigor dentro de un año si las elecciones y los ciudadanos no lo evitan, con la que tendrán en riesgo su puesto de trabajo".

El ataque a los servicios sociales, según la secretaria de Bienestar Social, se aprecia en la "mercantilización del Estado del Bienestar", además de "en la reducción alarmante de los presupuestos, con una media anual de 2.600 millones, que singularmente afecta a los servicios sociales, los que más necesitan los ciudadanos".

Con el "recorte clamoroso" del Gobierno de España en su aportación a la financiación de los servicios sociales, que Carcedo ha cifrado en un 68% durante la actual legislatura, se está provocando que haya "1,9 millones de familias que no reciben ningún ingreso".

La consejera de Bienestar Social, por su parte, ha enfatizado que "la red de servicios sociales es una prioridad" para el Gobierno del Principado. Graciela Blanco se mostrado en contra de la reforma local "porque está quebrando esta red de servicios". Una situación que, a su juicio, se ve atenuada en Asturias "porque somos la segunda comunidad con mejores servicios sociales y hemos aumentado el presupuesto en un 10% mientras que el Gobierno de España ha reducido el suyo en un 5%".