"Los recortes en políticas sociales en los Presupuestos del Estado de 2015 son un escándalo nacional"

Luisa Carcedo alerta de la rebaja "espeluznante" en las prestaciones por desempleo y Esther Díaz denuncia que "se consolida la reforma ideológica de 2012, se abandona a su suerte a los más desfavorecidos y aumenta la desigualdad"



Los socialistas asturianos consideran "un escándalo nacional" el recorte de las partidas que los Presupuestos Generales del Estado de 2015 destinan a partidas sociales, un ajuste que Luisa Carcedo y Esther Díaz denuncian que se haga a costa de los más desfavorecidos.

Carcedo cargó contra el Gobierno de Rajoy por haber hecho recaer los ajustes presupuestarios sobre "los costaleros de la crisis: los trabajadores y el 10% de la población con menos recursos".

La secretaria de Bienestar Social del PSOE se ha quejado también del descenso de 4,1 puntos del gasto social desde 2011, un recorte que se produce, precisamente, "en el momento en que el índice de pobreza se ha disparado desde el 23,3% en 2008 hasta el 27,3% en 2014".

Siguiendo este hilo argumental, Luisa Carcedo considera "espeluznante" que, pese a que el desempleo es la principal causa de pobreza (el 40% de los parados está en riesgo de pobreza y el 12% de los trabajadores) "las políticas que más se recortan son las de protección al desempleo". En concreto, la secretaria federal de Bienestar Social asegura que "en los PGE de 2015 hay 4.000 millones menos para protección por desempleo que en 2014", en un momento en el que "hay casi un millón de personas en situación de extrema precariedad".

Además, Carcedo cree el panorama social se agrava con una reforma fiscal que "reduce la aportación a los que más tienen y no beneficia a los que ganan menos de 12.000 euros anuales".

Respecto a las pensiones, considera "ridícula" la subida de 1,47 euros al mes de las pensiones mínimas, que en Asturias afectan a 95.000 pensionistas.

Por último, Carcedo ha tildado de "escarnio" los ajustes en los servicios sociales: un 68% en el Plan Concertado y un 37% en el Plan de Infancia y Familia.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social ha subrayado que las partidas sociales en el PGE de 2015 demuestran que "se consolida la reforma ideológica iniciada en 2012, se abandona a su suerte a las personas más desfavorecidas y no se ataca, sino al contrario, la desigualdad, lo que supone que el riesgo de pobreza siga creciendo". En concreto, Esther Díaz denuncia que el Gobierno del PP da prioridad "al equilibrio presupuestario frente a las personas".

Para la titular de Bienestar Social, el cambio de modelo supone un retorno a lo que denomina "las tres redes: el que tenga dinero que se lo pague, el que tenga familia que le cuide y el que no que vaya a la beneficencia".

"Hay menos ingresos y más necesidades", resume Díaz, lo que, en su opinión, supone que "aumenta la brecha de la desigualdad, se está rompiendo la cohesión social y también hay una brecha territorial".

En su análisis por programas, Esther Díaz denuncia que "lo más grave es el empobrecimiento de los mayores". Asimismo, critica los ajustes presupuestarios en el Plan Concertado de Servicios Sociales Básicos, "con un recorte a nivel nacional del 63,5% desde 2011 y un 68,5% en Asturias". Una disminución de financiación que, recordó Díaz, deben asumir el Gobierno asturiano y los ayuntamientos, lo que significa que "entre 2011 y 2014 la aportación de la comunidad autónoma ha sido de un 54%, frente al 3,08% del Estado". Unas cifras que, a su juicio, ponen en evidencia "la estrategia de demolición de los servicios sociales básicos".

Respecto al salario social, Díaz reivindica la "apuesta del Gobierno asturiano, con una cobertura de aportación económica que ha aumentado un 111% desde el 2012, mientras que el Gobierno de España se desentiende de estas personas".

La situación del programa de dependencia, por otra parte, fue tildado de "escándalo" por la consejera al considerar demostrado que el "gran mordisco que se pegó en 2012 se consolida en los Presupuestos de 2015". En concreto, denuncia que la rebaja nacional de la financiación en la dependencia ha sido del 20,53%, frente al 25% en Asturias". Además, Díaz ha señalado que "en Asturias quintuplicamos la financiación del Estado".

En su repaso a las partidas presupuestarias, la titular de Bienestar Social ha recordado "la eliminación de las políticas dirigidas a inmigrantes" y se ha quejado de las políticas de la infancia, "la gran abandonada, con un recorte del 51,9% desde 2011". La consejera ve "insuficiente" la partida de 800.000 euros en Asturias para este año, que "llega tarde mal y nunca" y que será completada con 600.000 euros que aporta el Gobierno del Principado.

Finalmente, Esther Díaz ha alertado sobre los efectos negativos en el empleo público por la retirada de las tasas de reposición y la congelación de las ofertas de empleo públicas.