"Los números nos han dicho que no podíamos presidir la Junta y sólo quedaba optar entre PP y FAC"

Fernando Lastra señala que éste "es el primer fracaso de una persona que no dialoga y quiere imponer continuamente"


Fernando Lastra, portavoz del PSOE en la Junta General del Principado, explicó, tras la sesión de constitución del Parlamento asturiano, las razones del apoyo al candidato propuesto por el Partido Popular para presidir la institución, Fernando Goñi.

El PP comunicó a los socialistas que no respaldarían “ni por activa ni por pasiva” la elección de un candidato de izquierdas como presidente de la Cámara. Así las cosas, a los socialistas sólo les quedaban dos opciones: decidir si el Presidente del Parlamento iba a ser de FAC o si iba a ser del Partido Popular.

“Teníamos que optar entre una de estas dos posibilidades. Y decidimos que fuera del PP (...), por varias razones. La primera, que los señores (del Foro) no se entienden con nadie, no quieren entenderse con nadie y creen que deben de tratar a todo el mundo mal, por no decir a patadas”, señaló Lastra.“Mantienen una actitud enormemente agresiva y poco respetuosa con los demás y estamos ante su primer fracaso, el primer fracaso del responsable de esta actitud. El fracaso de una persona que no dialoga, que no habla, y que quiere imponer continuamente”, añadió el portavoz socialista.

Lastra aseguró también que “defendemos nuestros intereses políticos y los de la Comunidad y los de un Parlamento en el que las reglas del juego, las posibilidades de hacer oposición y en el que el pluralismo se exprese, estén garantizadas”. Este argumento está en línea con lo anunciado días atrás por responsables socialistas, señalando que no parecía lo más lógico que una fuerza política con 16 diputados y que va a presidir el Gobierno controle también el órgano rector de la Junta General del Principado.

Las pasadas elecciones autonómicas dibujaron un reparto de escaños en el Parlamento que es el siguiente: 16 para Foro Asturias, 15 para el PSOE, 10 para el PP y 4 para IU. Así las cosas, el PSOE sólo podría haberse hecho con la Presidencia de la Junta logrando el apoyo del PP a un candidato socialista o con la abstención del PP y el apoyo de IU en la votación. Ambas opciones quedaron descartadas cuando el Partido Popular asturiano comunicó a los socialistas que “ni por activa ni por pasiva” iba a permitir el acceso a la Presidencia de la Cámara de un candidato “de izquierdas”. De ahí la posición del PSOE de no presentar candidato.

“El PSOE ha fijado como objetivo tener dos miembros en la mesa. Pudimos haber aspirado razonablemente a presidir la Cámara, pero los números nos han dicho que no”, explicó Lastra. “No teníamos ninguna opción, hemos presentado nuestras opciones allí donde sí las teníamos y el resultado ya lo conocen”, concluyó.