"Lo que más preocupa del nuevo Gobierno es que la provisión pública de la Sanidad o la Educación no hayan quedado garantizadas"

Javier Fernández se reunió en Arriondas con responsables de las agrupaciones de la circunscripción oriental


El secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, considera que cualquier valoración sobre el nuevo Gobierno debe esperar a que transcurra el suficiente tiempo para poder juzgar su gestión, si bien mostró su preocupación por los planteamientos realizados por Álvarez-Cascos en relación a los servicios públicos esenciales como la Sanidad o la Educación.

"Respecto al nuevo Gobierno, yo no conozco a estas personas y, por tanto, vamos a darles un tiempo para poder juzgar por lo que hagan o por lo que no hagan”, explicó Fernández, que realizó estas declaraciones en Arriondas (Parres), antes del inicio de la reunión que allí se celebró con responsables de agrupaciones y grupos municipales de la circunscripción oriental y en la que también estuvieron presentes el secretario de Organización, Jesús Gutiérrez, y la secretaria de Política Municipal, Adriana Lastra. El encuentro es el primero de los que los responsables de la FSA-PSOE mantendrán por los distintos territorios para analizar la situación política actual en Asturias y en España y de cara a la preparación de la Conferencia Política prevista para septiembre y también a las próximas elecciones generales.

Preguntado por los medios de comunicación acerca del discurso regionalista de Álvarez-Cascos, Javier Fernández señaló: “Sobre el discurso regionalista ya me expresé en el debate de investidura. Creo que es una excusa, un artefacto político que utiliza para buscar un territorio diferenciado en Asturias y yo creo que no ha lugar a ese regionalismo y que no va a traer ningún beneficio para la comunidad. En todo caso, a mí me preocupa más que eso en este momento el conservadurismo del Presidente del Gobierno a través, sobre todo, de los planteamientos de servicios públicos esenciales, porque el otro día (en el debate de investidura) quedó bien claro que la provisión pública de la Sanidad o de la Educación no quedaban garantizadas por cuanto el Presidente en este momento, candidato entonces, eludió dar una respuesta y lo que se incluye en su programa dice bien a las claras que la apuesta va en otra dirección”.