Pérez desvela la pretensión del PP de privatizar la sanidad asturiana con el pretexto de reducir las listas de espera

"Hay dos formas de organizar la asistencia sanitaria: atendiendo a las prioridades clínicas o a la capacidad económica del paciente. Éste último, desde luego, no es nuestro modelo", dice la portavoz


La Junta General ha tumbado esta mañana una moción del Grupo Popular que pretendía acabar con la demora en las listas de espera a costa de avanzar en la privatización del sistema sanitario público asturiano. La diputada Carmen Eva Pérez ha acusado al portavoz popular de promover un modelo que establezca como requisito para acceder a la sanidad la capacidad económica del paciente: "Esa no es mi propuesta: la suya, sí, y mi grupo no la puede compartir por concepción ideológica".

"Yo no voy a decirle que es reprobable poner en marcha una empresa que se dedica a la sanidad privada, pero sí le voy a decir que eso conlleva un modelo sanitario distinto, que yo no comparto. Es un cambio de modelo sobre el que también puede elegir Ciudadanos. Tengan claro que hay dos formas de entrar en el sistema: por una ordenación de prioridades clínicas o por dinero. Escojan ustedes la que prefieren", ha expuesto Carmen Eva Pérez dirigiéndose a la bancada de este último grupo.

La portavoz de Sanidad del Grupo Socialista ha puesto de relevancia el resultado del último Barómetro Sanitario, que concede un notable a la sanidad asturiana: "Ha vuelto a confirmar que los asturianos y las asturianas no hacen caso a los políticos sentados en este hemiciclo, o a ustedes, que durante 17 meses, el periodo que duró la Comisión de Investigación de listas de espera, trataron de convencernos de que las demoras era el mejor barómetro para medir la calidad del sistema, y no es así".

"Se pueden eliminar las listas de espera. ¿Cómo? Cambiemos el criterio. Hubo países que entraron en debates profundos acerca de la magnitud de su demora sanitaria, y pasaron de las listas de espera al pago; pasaron de las listas de espera a la capacidad económica del paciente como criterio para acceder a las prestaciones sanitarias. Eso se denomina privatización", ha zanjado la diputada.