"Las razones del PP para acabar con la minería son políticas"


El secretario general de la FSA-PSOE y presidente de Asturias, Javier Fernández, intervino en la 33 edición de la Fiesta Minera de Rodiezmo, realizando una contundente defensa del sector. "No hay razones económicas, ni energéticas, ni ambientales", aseguró para que el Gobierno de España trate de acabar con la minería.

"No se puede prometer una cosa que no se puede cumplir, y una cosa es prometer y otra mentir, y nos han mentido", señaló en referencia al PP. "Esa mentira se ve con claridad en la minería". Recordó Javier Fernández, que el 25 de marzo hubo unas elecciones y "lo que decía el programa del PP es que apoyaría el carbón autóctono sin condiciones". "Cuando escribían y decían eso, tenían aparcados unos presupuestos generales ya redactados donde se daba un golpe helado a la minería y se condenaba a las cuencas mineras", aseguró Fernández.

Fernández reiteró que no existen razones económicas, energéticas o ambientales para acabar con el carbón. "Son razones políticas, porque durante muchos años el PP ha vivido la ensoñación de que iban a ganar en las Cuencas. Han perdido siempre y han cambiado de estrategia, y sacan lo que llevan dentro, la animosidad casi atávica a lo que significa el carbón y las comarcas mineras", reflexionó.

Javier Fernández explicó que "la razón política no es la razón electoral, sino el interés general, y el interés general es mantener el sector minero y mantener la esperanza de las comarcas mineras y no intentar quebrar la columna vertebral de los sindicatos". El secretario general de la FSA-PSOE reconoció la labor y la actitud de los sindicatos mineros, "que han propuesto un acuerdo, una negociación", y pidió nuevamente al Gobierno de España y a su presidente "que tome esa mano tendida, que negocie, que negociar no es decir lo tomas o lo dejas, negociar es intentar persuadir y dejarse convencer, y hay razones para convencer al Gobierno de España". "Que pacten y que acuerden, porque la imposibilidad para el acuerdo se paga con un precio muy alto, un precio que ni las comarcas, ni Asturias, ni España se pueden permitir", aseguró.

El primer secretario de los socialistas asturianos también se refirió a la crisis económica que atraviesa el país, "que está devorando empleos, laminando ahorros, empobreciendo a la gente y que amenaza con llevarse por delante el Estado del Bienestar". "Está trayendo miedos, y no son los tradicionales, hay miedos nuevos en la sociedad, al desempleo, a la incertidumbre, al desamparo, a la exclusión, a la marginación social…". "El miedo es un sentimiento demoledor socialmente, porque la sociedad se teje con confianza, y hoy no confía nadie en nadie". Para recuperar esa confianza reclamó al Gobierno de España que le diga la verdad a la ciudadanía. "Tenemos un Gobierno en España que no dice la verdad, nunca la han dicho. Hace nueve meses, el que hoy es presidente del Gobierno, nos decía que no iba a subir los impuestos, ni tocar el IVA, ni abaratar el despido, que iba a crear empleo… hoy tenemos un presidente del Gobierno de España condenado a desdecirse a sí mismo hasta un punto que parece que le ha tomado gusto", aseguró.