"Las derechas son como un iceberg, ocultan lo más peligroso"

Javier Fernández advierte de que el PSOE es la garantía de que en Asturias "no se toque ni degrade la escuela pública"


El candidato del PSOE a la Presidencia de Asturias, Javier Fernández, aseguró que las derechas en Asturias son “como un iceberg”, que “sólo enseña una pequeña parte de lo que son y lo que no se ve, lo que ocultan, es lo más peligroso”. Fernández hizo estas consideraciones en el mitin celebrado en Langreo junto al vicesecretario general del PSOE, José Blanco, la candidata municipal y alcaldesa, Esther Díaz, y el secretario de la Agrupación municipal y miembro de la candidatura autonómica, Constantino Fernández.

Fernández se refirió a que el modelo educativo que propugna el PP supone apostar por una escuela privada elitista y que esto es lo que realmente está planteando la derecha cuando habla de libre elección de centro, tal y como ha hecho la candidata popular en Asturias. “Lo que supone en realidad es que los centros van a poder elegir a los niños que quieren educar (...) Quieren convertir la escuela pública universal y de calidad en una escuela privada elitista”, explicó.

El candidato autonómico advirtió que el único modo de que no se toque la Educación pública en la comunidad es que haya un Gobierno socialista. Así, garantizó que si, como espera, los ciudadanos le dan su confianza el próximo 22 de mayo, “no se va a degradar ni a tocar la escuela pública en Asturias”.

 Añadió que a las derechas en Asturias les gusta el modelo de Esperanza Aguirre, en alusión a que todas las propuestas realizadas en materia fiscal o de servicios sociales coinciden con las políticas que se aplican en Madrid, además de otras autonomías gobernadas por el PP. No sólo se refirió a la propuesta de libre elección de centro o a lo que denominó “la rebaja Espinosa-Cascos” -la propuesta de suprimir el impuesto de Sucesiones y Donaciones que implicaría 100 millones de euros de coste a la Administración autonómica, una cifra equivalente al coste de financiar cada ejercicio 15.000 plazas escolares-, sino que mencionó lo que ocurre en la comunidad madrileña con los hospitales, hechos con dinero público pero entregados a la gestión privada y donde cada vez “hay más clientes y menos pacientes”.

Destacó que se puede salir de la crisis con el Estado de Bienestar, como plantea el PSOE, o a costa del Estado de Bienestar, como quiere la derecha. Recordó que todos los avances y conquistas sociales en materia de Sanidad, Educación, pensiones o derechos civiles llevan el sello y la impronta de los gobiernos socialistas. Finalizó incidiendo en que los asturianos que no vayan a votar el próximo 22 de mayo estarán dando su voto a la derecha y advirtió de que ése es un lujo que no puede permitirse la verdadera izquierda.