"La trama del agua no es el caso Caunedo, sino el caso del PP de Asturias"

Adriana Lastra denuncia que la trama "dibuja un entramado delictivo para lograr contratos en ayuntamientos, empresas e instituciones controladas por el PP" y critica que a Mercedes Fernández "el pánico electoral le ha activado el modo anticorrupción"



Adriana Lastra ha denunciado "la burda estrategia del PP de Asturias" al argumentar "que intenta hacer con el caso del agua lo mismo que con el caso Bárcenas, que era el caso del PP". En este sentido, la cabeza de lista de los socialistas asturianos al Congreso afirma que"éste no es el caso Caunedo, sino el caso del PP de Asturias porque no se trata solo de malas conductas personales sino de una trama que salpica a las principales caras del PP asturiano por conductas que están de lleno en el ámbito de lo político y de la gestión del dinero público".

Para Lastra, la trama del agua en Asturias "no se limita a los viajes y varios de Caunedo y Pecharromán o a las reparaciones domésticas de Aréstegui, sino en la que figuran pagadas cantidades por el concepto de gastos de precampaña". En concreto, detalla las grabaciones "en las que se afirma que la presidenta de Hunosa, Teresa Mallada, le consiguió contratos con la hullera a la empresa de Joaquín Fernández". Unas grabaciones, añade, "que apuntan también a contrataciones de dirigentes del PP y familiares en la Fundación Familiar de Minusválidos de Santa Bárbara".

Dada la situación de Mallada en la trama, los socialistas "le exigimos explicaciones sobre las contrataciones realizadas por Hunosa con la empresa de Joaquín Fernández y por el contenido de las grabaciones que la señalan como conocedora de sus actuaciones". En este sentido, la número 1 de la candidatura al Congreso por Asturias ha anunciado que "vamos a preguntar al Gobierno de España, a través de la Diputación Permanente del Congreso, sobre las contrataciones de Hunosa con la empresa de Joaquín Fernández".

La pruebas de la trama del agua, insiste Lastra, "dibujan todo un entramado delictivo para conseguir contratos en ayuntamientos, empresas e instituciones públicas controladas por el PP".

Respecto a la dimisión de Aréstegui como presidente del PP de Avilés, Adriana Lastra llamó la atención de que sigue siendo el delegado en Asturias de la empresa pública Sepides "¿Alguien que se ve forzado a abandonar su cargo en el PP por un escándalo relacionado con cuestiones económicas, con el manejo de dinero, es la persona adecuada para seguir dirigiendo una sociedad que maneja dinero público?" se pregunta, y emplaza a la presidenta del PP a responder, "que algo sabrá de cómo y por qué Aréstegui fue nombrado delegado de Sepides".

Además, la dirigente socialista critica a la presidenta del PP de Asturias, "que intenta presentarse ahora como una persona implacable con los supuestos casos de corrupción que afectan a su partido. Ha apelado a la legalidad y a la ética. Ha dicho que en el PP no solo hay que respetar la legalidad, sino también la ética". "Estamos de acuerdo", ha añadido, por lo que requiere a Mercedes Fernández que diga "si considera ética su actuación, cuando era síndica de cuentas y acudía a aplaudir a los actos a favor de la candidatura de Álvarez-Cascos o por qué no actuó con la misma rotundidad cuando el concejal Jaime Reinares fue condenado por la difusión de correos privados de la Sindicatura de Cuentas. ¿O esto, que ha sido declarado ilegal, sí le parecía ético?". Finalmente, Lastra reclama que Fernández explique "por qué no actuó tampoco con igual rotundidad cuando supo este verano que la policía había registrado el domicilio de Joaquín Aréstegui e incluso se había llevado documentación y dinero en efectivo".

En consecuencia, a la vista de lo sucedido, Lastra concluye que "parece más bien que es el pánico electoral el que activa el modo anticorrupción de la señora Mercedes Fernández, porque antes tuvo oportunidades y ocasiones de sobra para demostrar qué entiende por responsabilidad ética y política y miró descaradamente para otro lado".

Finalmente, Adriana Lastra ha reclamado a Caunedo "acreditar y demostrar públicamente lo que dijo en la rueda de prensa" al entender que los asturianos "merecen explicaciones y responsabilidades ante comportamientos que traspasan la legalidad y la ética porque se ha puesto en evidencia que el PP es un partido cercado por las sospechas de corrupción y un partido que ha evitado dar cuenta de la trama cuando debe dar explicaciones y que sea contundente en los hechos y no en las declaraciones".

A preguntas de los periodistas sobre la contrata de agua en Avilés, Lastra defiende que "el pliego de aguas de Avilés ha sido transparente, como todo el procedimiento, fue aprobado por 23 de 25 concejales y está ajustado a la legalidad".