"La sanidad pública es la que nos garantiza los mejores profesionales y tratamientos, no el tique sanitario"


El candidato socialista a la Presidencia del Principado, Javier Fernández, ha destacado este martes en Gijón que aunque la sanidad tiene un coste alto, "merece la pena" y ha apostado por una política sanitaria "pública e integradora": "Queremos los mejores profesionales, los mejores tratamientos y las mejores tecnologías; y eso nos lo proporciona una sanidad pública integradora y no un tique sanitario o un sistema segregador como nos están proponiendo y como se está haciendo ya fuera de Asturias".

Así se lo transmitió a los asistentes a un acto en el Centro Municipal de El Coto con responsables y representantes de asociaciones y organismos que prestan servicios sociales de tipo asistencial y sanitario. Fernández, que respondió a todas las cuestiones y preocupaciones que le plantearon, apuntó como prioridad de su Gobierno, si así lo deciden los ciudadanos el próximo día 25, crear empleo incentivando la actividad económica. "Hay que crear condiciones para que haya empleo. Y así, también habrá estado de bienestar y políticas sociales", garantizó.

Para el candidato socialista, el aseguramiento público permite que la economía sea más competitiva "porque la gente trabaja mejor si los sistemas de protección son mejores y los servicios universales son de calidad". Además, dijo, "somos socialistas y nos preocupamos por los rincones oscuros de la sociedad, por los que mayor riesgo de marginación y pobreza tienen".

Asimismo, se comprometió a promover una relación "fluida, próxima e inmediata" con las asociaciones; y a cumplir con el salario social, "presupuestado ahora mismo en 38 millones de euros cuando las necesidades reales son de 50 millones de euros".

Junto a Fernández estuvo otro miembro de la candidatura socialista, José María Pérez, edil del Ayuntamiento de Gijón, quien reprochó al Gobierno regional su "falta de acción" en estos meses. También lo hizo Javier Fernández que se refirió a Álvarez-Cascos achacándole que "sólo dice verdad cuando anda corto de mentiras". Y es que, en su opinión, "la derecha no explica, la derecha simplifica y hace demagogia presentando soluciones fáciles para las cosas difíciles. Y las cosas difíciles tienen soluciones difíciles", afirmó. A pesar de la dificultad del momento y de que los ingresos de la administración han caído, "racionalizando el gasto y teniendo claras las prioridades como las tenemos, es posible crecer, crear empleo y mantener el estado de bienestar", sentenció.