"La sanidad está dejando de ser gratuita y cada vez menos pública tras un año de gobierno de Rajoy"

Pilar Alonso denuncia la privatización sanitaria y destaca la disminución de las listas de espera en Asturias


"Tras un año de gobierno de Rajoy, la sanidad en España ha dejado de ser universal, está dejando de ser gratuita y cada vez menos pública". Ese es el balance de la diputada socialista Pilar Alonso del primer aniversario del Real Decreto de recortes sanitarios aprobado por el Ejecutivo del PP. Una normativa con la que, según la parlamentaria del PSOE en la Junta General, "se han roto de manera unilateral las garantías de universalidad y se ha sometido a los españoles a un recorte brutal tratando de desmantelar la sanidad pública para favorecer los seguros privados".

Precisamente, la privatización de la sanidad pública mereció las mayores críticas de Alonso, que culpó al PP de favorecer el negocio privado. "La atención sanitaria debe ser un derecho ciudadano y no una mercancía que sólo pueda consumir quien la pueda pagar, que es la deriva a la que nos quiere llevar la derecha y que no tiene justificación". Con el argumento, según Alonso, de que "la sanidad privada funciona mejor que la pública y eso no es cierto", como se demuestra, dijo, "en la diferencia notable en recursos de personal a favor de la pública y en que ningún informe sostiene que el coste sea más alto".

Asimismo, Alonso atribuyó a los socialistas el apuntalamiento del Sistema Nacional de Salud. En este caso, recordó que el PSOE fue el partido que desarrolló el artículo 43.1 de la Constitución que compromete el derecho de protección de la salud, así como la Ley de General de Sanidad de 1986, aprobada por el Gobierno de Felipe González, y la Ley General de Salud Pública de 2011 del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, normas que consolidaron la universalidad de la sanidad pública y que se contraponen con la política de recortes sanitarios del PP "encaminada más a cuadrar los números del déficit que a atender la salud de las personas".

La parlamentaria socialista rechaza también el argumento del Gobierno de PP justificando los recortes de 7.000 millones en la necesidad de garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario "porque hay una deuda de 8.000 millones con los proveedores". Por tanto, a juicio de Alonso, "este ha sido un año perdido tanto para el Sistema Nacional de Salud como para los pacientes".

Asimismo, Alonso denuncia que estrategia del PP en sanidad de "deteriorar, desprestigiar y desmantelar" el sistema público y su apuesta por copagos "perjudiciales sobre todo para pensionistas y enfermos crónicos".

Respecto a las listas de espera, la diputada regional socialista defiende que "no tienen parangón" las registradas en comunidades con gobiernos socialistas como Asturias y Andalucía con las de autonomías como Castilla La Mancha o Baleares y que incluso algunas autonomías "están haciendo trampas ocultando listas de espera". En el Principado, según Alonso, "el esfuerzo ingente que está realizando" el Gobierno regional ha permitido un cambio de tendencia "y en el mes de marzo la lista de espera quirúrgica ha disminuido en 660 personas, pasando de 21.510 pacientes a 20.850".