"La reforma electoral no tiene nada de regeneración democrática y el PSOE no se va a sentar a negociar con el PP"

Adriana Lastra condiciona una futura negociación sobre la regeneración democrática "a que Rajoy retire de ese paquete la reforma electoral, la ley de seguridad ciudadana y el anteproyecto del aborto"


La secretaria de Política Municipal, Adriana Lastra, ha aprovechado el inicio de la campaña del PSOE contra la reforma electoral que defiende el PP para mostrar el rechazo frontal de los socialistas a la propuesta que trata de aprobar el Gobierno de Rajoy para cambiar la ley electoral con el objetivo de que gobierne el alcalde de la lista más votada.

Lastra ha dejado claro que el PSOE no negociará una reforma electoral que "no tiene nada de regeneración democrática, sino todo lo contrario. El PSOE no se va a sentar a negociar absolutamente nada con el PP hasta que no retiren de ese paquete de regeneración democrática, que nos pretende presentar Rajoy, la reforma electoral, la ley de seguridad ciudadana y el anteproyecto del aborto". "Con estas tres premisas, nosotros podremos sentarnos a negociar, con el resto de fuerzas políticas, con el PP", ha añadido.

Con el intento, según Lastra, de "blindar las minorías de gobierno en los ayuntamientos convirtiéndolas en mayorías", el PP "intenta resolver sus problemas internos" porque, a juicio de la secretaría de Política Municipal, "se han dado cuenta de que peligran sus feudos municipales tradicionales de Madrid y Valencia".

Y para "blindar" los citados feudos, denuncia Lastra, "el PP trata de imponer una reforma electoral que pretende que dejen de existir los ayuntamientos tal y como los conocemos hoy". Para la diputada regional socialista, los populares han seguido "la estrategia de lanzar un globo sonda en julio diciendo que estaban abiertos al diálogo y acusar al resto de partidos de no llegar a acuerdos". Una maniobra y "una operación orquestada" porque "en junio los grupos municipales populares ya estaban registrando mociones en los ayuntamientos en las que defendían una reforma electoral".

Además de pedir al PP que "explique por qué tiene tanta prisa en cambiar la ley cuando la sociedad no lo demanda y el resto de fuerzas política no lo pide", Lastra recuerda que en Asturias "nuestros socios de gobierno nos abandonaron hace un año por defender precisamente lo que hoy estamos defendiendo a nivel nacional". Por tanto, asevera que "no sólo el PP no nos puede dar lecciones, sino tampoco IU y UPyD porque el PSOE siempre ha defendido las reglas del juego democrático". Al contrario que los populares, añade, que "ni conocen ni practican la regeneración democrática porque Rajoy debería saber que el mayoritario no puede imponerse a la mayoría, que un 40% no es una mayoría absoluta y que 4 más 2 son más que cinco y representan a más ciudadanos".

Mociones en ayuntamientos y PNL en parlamentos regionales
Entre las iniciativas contra la reforma electoral, el PSOE ya ha comenzado a presentar mociones en los ayuntamientos y presentará también una Proposición no de Ley (PNL) en los parlamentos autonómicos instando al Gobierno de Rajoy a no aprobar una reforma electoral "infame".

Por su parte, la alcaldesa de Avilés ha insistido en que no habrá negociación con el PP sobre la reforma electoral porque "no profundiza en la democracia, sino todo lo contrario". Pilar Varela ha advertido también de que la propuesta del PP sobre la reforma electoral se suma a aprobación de la reforma local, "una ley para vaciar de competencias a los ayuntamientos y, cuando fallan los servicios públicos que se prestan desde los consistorios, se resquebraja la democracia".

Para el portavoz municipal socialista en Siero, el PSOE ha dado ejemplo en ese ayuntamiento "al gobernar en minoría pactando con otros partidos y, ahora en que pese a ser la fuerza más votada hemos perdido la alcaldía, de que aceptamos las reglas del juego". Además, Ángel García, Cepi, ha defendido que la aprobación de una reforma electoral debe ser por consenso entre todos los partidos y "no como pretende el PP, hacer una reforma a la carta aprovechándose de la mayoría".

Por su parte, Alfredo Carreño cargó contra el PP, al que acusó de "querernos engañar diciendo que la elección directa de los alcaldes es una propuesta de regeneración democrática cuando vemos que donde gobiernan, como en Oviedo, no les importan ni aplican la regeneración democrática ni la ética política porque hay un concejal del PP condenado que se sigue sentando en el pleno".

Finalmente, Begoña Fernández, concejal socialista en Gijón, ha señalado que el PP de Asturias "carece de legitimidad" para defender las propuestas de su partido por su negativa a la tramitación de una ley electoral en Asturias que tuviese el apoyo de todos los partidos de la Junta, por lo que "debería pedir disculpas". Además de considerar que "Mercedes Fernández no está autorizada" a defender la reforma electoral, Begoña Fernández cree que el PP gijonés tampoco tiene autoridad por "apoyar a un grupo minoritario sólo con el objetivo de que el PSOE no gobernase en Gijón".