"La próxima concertación deberá estar en sintonía con una realidad que es distinta"

El candidato socialista ve "racional y lógica" la decisión de la Asamblea de Cajastur y reitera la confianza en sus gestores


La próxima negociación de la concertación social deberá conducir a un acuerdo en línea con los anteriores, pero en sintonía con una realidad que ahora es distinta. Una realidad económica que exige ser más competitivos y eficaces. Así lo señaló Javier Fernández, candidato del PSOE a la Presidencia de Asturias, antes de iniciar la reunión que mantuvo en Oviedo con un centenar de cuadros de las Federaciones y Uniones Comarcales de UGT.

A preguntas de los medios de comunicación sobre cuáles considera que deben ser los cambios que deben ser introducidos a la hora de abordar una nueva negociación de la concertación, Javier Fernández explicó que “más que hablar de los cambios concretos, hay que hablar de la situación concreta, que no es la misma que la anterior”. “No es la misma que la anterior en varias cuestiones clave: me estoy refiriendo esencialmente a lo económico, a lo financiero, la necesidad de enfocar mucho todo el aparato productivo hacia el exterior ... Y, bueno, en ese marco de una nueva realidad, es donde hay que plantear también una nueva negociación o, mejor dicho, un nuevo acuerdo”, señaló.

“Una negociación que conduzca a un acuerdo en línea con los anteriores pero en sintonía con una realidad que ahora es distinta. Realidad económica y de la exigencia de ser más competitivos, que no es sólo ser más competitivos, sino ser más competitivos que los demás en un contexto en que los demás - estoy hablando de otros países, países emergentes entre ellos- plantean unas estrategias también muy agresivas de competitividad. Ése es un elemento clave. Porque, para tener buenos servicios, tener un buen sistema de Bienestar y todo aquello a lo que aspiramos los socialistas y el conjunto de la sociedad asturiana, necesitamos ser eficientes y ser más competitivos. Eso es evidente. En ese marco es donde hay que inscribir las políticas que negociemos y que acordemos”, añadió.

A preguntas de los periodistas, también se refirió a otros asuntos de actualidad. Preguntado acerca de la decisión adoptada ayer por la Asamblea de Cajastur, Fernández insistió en la “confianza” de los socialistas en los gestores de la entidad y, en concreto, de su Presidente, Manuel Menéndez, del que destacó su profesionalidad y solvencia, criterios estos que determinaron que el Grupo Parlamentario Socialista lo propusiese desde la Junta General del Principado.

“Siempre me he remitido a la confianza que tenemos los socialistas, y la dirección del partido en concreto, en el Presidente de Cajastur. Le hemos reiterado la confianza de manera sistemática. Por tanto, la decisión que ayer tomaba la asamblea estaba avalada por la confianza en la dirección y en la persona del Presidente. Es evidente que la CAM, la Caja Alicantina, pues tenía unas necesidades de capitalización muy superiores  a las que en principio se habían previsto; eso resulta evidente simplemente con la magnitud de la propuesta de recurso al FROB (...)  En todo caso esa confianza que tenemos en la dirección de la Caja y en la persona de su Presidente seguimos ratificándola también en función de estas decisiones, que las han tomado y nos parecen de lo más racionales y lógicas”, explicó Fernández.