"La marca Asturias la prestigia el amor al trabajo; ése es el verdadero orgullo de ser asturianos"

Javier Fernández afirma que la región no quiere "caudillos" que "vuelven a la política después de hacer negocios envueltos en la bandera que es de todos"


La marca Asturias la prestigia el amor al trabajo, al trabajo bien hecho; ése es el orgullo de ser asturianos y no lo que inventan otros demagogos. Es una de las ideas en las que incidió el candidato socialista a la Presidencia del Principado y secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, durante su intervención en el mitin que se celebró en Oviedo, en el pabellón Corredoria Arena, donde se dieron cita más de dos mil personas y en el que intervino el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el jefe del Ejecutivo asturiano, Vicente Álvarez Areces, y la candidata del PSOE a la Alcaldía de Oviedo, Paloma Sainz.

Javier Fernández realizó una intervención en la que habló del importante papel que corresponde jugar en Asturias a los jóvenes, a los mayores -”los grandes”, como los llaman en Latinoamérica-, a las mujeres o a los emprendedores, pero quiso iniciarla “recordando los valores de la Transición, recordando aquel tiempo tan difícil, y recordando a un Presidente que exhibió, honradez, diálogo, consenso”. “Quiero empezar aquí hoy, en Oviedo, recordando a Rafael Fernández. Con él, con Rafael, Asturias comenzó a caminar por una senda de transformación y de progreso. Fue la que continuaron Pedro de Silva, Juan Luis Rodríguez-Vigil, Antonio Trevín. Y si hoy, José Luis, ves esta Asturias transformada y moderna, la Asturias que se siente capaz de superar la crisis, la Asturias que quiere colocarse a la cabeza de España en el nuevo orden autonómico que surgirá cuando pase esto, es la Asturias que hemos construido los hombres y mujeres de esta tierra con el liderazgo de gobiernos como el del compañero Vicente Álvarez Areces”, señaló.

El candidato socialista se refirió de nuevo a la situación de “las derechas” en la región: “Ahora en Asturias no tenemos una derecha, tenemos dos. Pero no tenemos dos derechas porque sean distintas. No, que no lo son. No, tenemos dos derechas porque tienen distintas ambiciones personales y distintos intereses particulares. Sí, y tenemos dos caudillos. Uno es el Alcalde de Oviedo. Y el otro es un ciudadano que monta un partido a toda prisa, y le pone sus iniciales: FAC (...) Pero pensad, qué puede haber en alguien que entiende que Asturias es una camisa a la medida de quien puede bordar en ella sus iniciales. Qué puede haber? Pues hay soberbia. Soberbia. La soberbia de alguien que piensa que por sí solo, con el único capital de su demagogia y de las iniciales de sus apellidos puede venir a ganar en Asturias. Yo os digo que aquí no queremos caudillos, ni sátrapas, ni partidos con las siglas, con las iniciales de los caciques, que vuelven, después de hacer negocios, a la política envueltos en la bandera que es de todos”.

El coraje de los que dan un paso adelante
Javier Fernández tuvo un reconocimiento para los candidatos municipales, cuya presentación tuvo lugar en el acto, de los que dijo “personifican nuestras esperanzas”. “Y yo quiero antes que nada mostrar el orgullo que siento por el gesto que han tenido dando un paso adelante, ese coraje en un momento difícil para afrontar unas elecciones que van a ser muy duras”, añadió, parta pedirles de nuevo “ejemplaridad, transparencia y eficacia”.

Ejemplaridad  “en todo, en la honradez, en el trabajo”; transparencia porque “nunca, nunca, nunca, vamos a hacer nada que no podamos explicar y enseñar mirando de frente, con la mirada limpia” a los ciudadanos; y también eficacia para gestionar y poner “hasta el último euro” al servicio de Asturias.

Eficacia, insistió, porque nos corresponde a nosotros en un momento difícil “reorientar Asturias, construir sobre lo mucho que nos dejan”. “Y tenemos mucho: tenemos tradición industrial, tenemos economías de aglomeración, tenemos esta tierra que está entre las más bellas del mundo (...) Y tenemos una juventud formada y brillante”, añadió.

Compromiso con los emprendedores
También hubo lugar para mencionar que “tenemos deficiencias” y que “tenemos que buscar aquello que nos falta”. Y ahí citó el papel de los empresarios y mostró de nuevo su compromiso: “Queremos empresarios, más empresarios. Queremos emprendedores, hombres y mujeres que arriesguen su talento y sus recursos por una idea que genere valor y empleo. Y empleo digno, futuro digno y salarios dignos. Y a esa gente me comprometo aquí solemnemente a apoyarlos en todo, con créditos, con subvenciones, con capital riesgo, con participación pública-privada.... Con lo que haga falta para que los asturianos que quieran, los jóvenes que quieran, se queden en esta tierra”.

Javier Fernández subrayó además que los socialistas asturianos “estamos haciendo un programa electoral con los pies en el suelo”, que mostrará soluciones frente a la demagogia de la derecha, que ofrecerá “otra realidad que sea mejor” que la “realidad descarnada de la derecha”. Y que profundizará en la igualdad, que no es sólo “el valor de los derechos de las mujeres, sino el valor de la democracia misma”.

Explicó también que cuenta con amigos en el sector de la restauración, que tienen bares, sidrerías, casas de comidas o restaurantes y que, cuando les pregunta por qué un cliente va una y otra vez al mismo establecimiento siempre le responden lo mismo: porque el prestigio se sostiene en la mayor calidad, la mayor atención y el precio más justo. “Y esa receta, tan sencilla y tan elemental, es la que quiero transmitir a toda Asturias para que la marca Asturias tenga prestigio por el amor al trabajo, al trabajo bien hecho, que eso debe ser el orgullo de ser asturianos y no lo que vengan inventado otros demagogos”, añadió.

Esperanza de una ciudadanía que tiene derecho a lograr sus sueños
Concluyó refiriéndose de nuevo al desencanto de la ciudadanía con la política: “Es verdad que la gente tiene cierta desidia ahora respecto a la política y a los políticos. Y somos nosotros quienes tenemos que ganarnos otra vez es aprecio, nadie nos lo va a regalar. La confianza de la gente hay que conquistarla. Y hay que conquistarla con ejemplaridad, con transparencia, con humildad, con eficacia. Eso es lo que vamos a hacer. Si lo hacemos, yo digo que cada vez siento más cerca el aliento de la victoria. Porque estamos aquí, nos veo juntos, unidos, y siento que somos fuertes, y siento que podemos alcanzar, que está al alcance de nuestra mano y en nuestra fuerza gobernar Asturias (...) Los compromisos que tenemos con esta comunidad, con esta tierra, los vamos a mantener. Vamos a conseguir esos compromisos y nada ni nadie -y desde luego ningún cacique- va a impedir que logremos las esperanzas de una ciudadanía que tiene derecho a conseguir sus sueños”.