«La ley de integración del Grande Covián es una irresponsabilidad de PP e IU»

Entrevista a Pilar Alonso, diputada autonómica del Grupo Socialista y portavoz de Salud, en La Nueva España

Entrevista a Pilar Alonso, diputada autonómica del Grupo Socialista y portavoz de Salud, en La Nueva España


Oviedo, Ramón DÍAZ 


Pilar Alonso es diputada regional del Grupo Socialista y ha sido ponente de la ley de integración del Hospital del Oriente, que se votará en los próximos días en la Junta General. Una ley que Alonso rechaza frontalmente, al considerarla inconstitucional y afectada por vicios de procedimiento, arbitrariedades e irregularidades.

-¿Cómo será el futuro del Hospital del Oriente si finalmente se aprueba la ley de integración?
-Lo más seguro es que emprenda un tortuoso camino de conflictos jurídicos e incertidumbres, porque la ley es inaplicable y recurrible. Y de aplicarse, estará condicionada por sus múltiples contradicciones.

-¿Por qué es inaplicable la ley?
-Por los numerosos vicios de procedimiento, señalados por el letrado de la Junta, y porque rompe el criterio habitual de respeto a las normas y al reglamento de la Cámara, un hecho inaudito. 



-¿Cuál es, en su opinión, la salida para el Hospital de Arriondas y sus trabajadores? 


-Los trabajadores tienen dos opciones. Una, aceptar la opción segura, que es la que plantea el PSOE y la Consejería de Salud. Seguirían trabajando para una fundación pública hasta el final de sus vidas laborales y podrían optar a los empleos públicos de nueva creación, adscritos ya al Sespa. La otra vía es la de la incertidumbre, la que llevará a la plantilla del Hospital a enfrentarse con otros trabajadores que podrían tener el mismo derecho que ellos a optar a las plazas del Sespa.

-¿Debe pedir amparo al Tribunal Constitucional el Gobierno del Principado?



-Cualquier afectado puede pedir amparo a un juez o al Constitucional, pero hay un departamento en el Ministerio de Política Territorial que estudia la normativa de las comunidades autónomas para comprobar si afectan a derechos fundamentales. En este caso, podría actuar de oficio, dado que se trata de una ley de caso único que afecta al acceso a la función pública. 



-¿No mejoraría la ley de integración la asistencia sanitaria que reciben los ciudadanos?
-Este Hospital, y así lo ha dicho el letrado de la Junta General, está integrado en la red pública y es gestionado directamente por el Sespa. Tendrá contrato programa, lo que supone que es como cualquier otro de la red pública. PP e IU saben que es así. La ley no cambiará en nada la asistencia. No supondrá ni más servicios, ni más camas, ni más inversión tecnológica, porque el Hospital ya tiene lo que necesita.

-¿Entonces, no es el de Arriondas un debate sobre sanidad y asistencia sanitaria? 



-Éste no es un conflicto sanitario. La ley trata de dar respuesta a un conflicto laboral, que PP e IU disfrazan diciendo que mejorará la atención sanitaria. Están engañando a los ciudadanos. Éste no es un debate sobre calidad asistencial en Arriondas, porque está garantizada por los socialistas y por las inversiones que se han realizado en los últimos años.



-PP e IU aseguran que el Hospital de Jarrio, que atiende a una población algo inferior a la del Oriente, tiene más medios, más especialistas, más camas e inversiones superiores.
-(Carlos) Galcerán (diputado del PP y ponente de la ley de integración) se ha cansado de ir a Jarrio para decir que quiere un Hospital como el de Arriondas. ¿Se puede ser más cínico? El Hospital de Arriondas tiene los recursos que necesita para atender a la población de la zona y el grado de satisfacción de sus usuarios es de los más altos de Asturias. Cada hospital tiene sus particularidades, en función de la población a la que atiende.

-¿Cree, como han dicho algunos dirigentes socialistas, que los trabajadores del Hospital del Oriente intentan convertirse en empleados públicos por la puerta de atrás?
-Después de las explicaciones del letrado de la Junta es absurdo plantear esta ley. No es entendible. Si PP e IU no son irresponsables, sabrán que para acceder a un empleo público hace falta superar un concurso-oposición. La ley pone en riesgo los empleos de trescientos trabajadores. La mayor parte de ellos podría quedarse sin empleo. No me explico la tranquilidad de la doctora (Lola) Colunga (presidenta del comité de empresa del Hospital). Si yo fuera trabajadora del Hospital, no estaría tranquila.



-Pero los trabajadores seguirían siendo laborales y no estatutarios ni funcionarios...
-La ley dice que los trabajadores pasarán a ser personal propio del Servicio de Salud, lo que requiere un concurso-oposición. Es una ley totalmente contradictoria. 



-¿Qué aconsejaría entonces a los trabajadores?

-Que valoren el esfuerzo del PSOE para convertir el Hospital en uno de los mejores de Asturias. Nuestro camino es claro e impecable: no poner en riesgo los empleos de los trabajadores. Pero creo que deben manifestar claramente su apoyo a la propuesta de Salud. Que confíen en el PSOE, que sabe lo que hace. Y que lo respalden. 



-¿Ve en la ley de integración algún trasfondo electoral? 


-No. La ley es una irresponsabilidad de quienes no saben las consecuencias de sus actos. PP e IU hacen en este caso populismo barato. 

-¿Pone la ley en peligro el acuerdo de gobierno con IU? 

-Las diferencias son jurídicas, de criterio y de cómo aplicar la ley. No van más allá.



-¿Se equivocó el PSOE al incluir en su programa electoral la integración del Hospital? 


-No se equivocó porque lo ha integrado. El PSOE ha cumplido sus compromisos. Los ciudadanos del Oriente están tranquilos, porque saben que el PSOE es garante de una sanidad pública de calidad. No entiendo cómo (Diana) Camafeita, (diputada regional de IU y ponente de la ley) puede ir de la mano del PP, que nunca ha defendido la sanidad pública en España. Sólo hay que recordar lo que hicieron cuando gobernaron. 



-¿Qué hicieron? 


-Nada, absolutamente nada. 



-¿Por qué el modelo de fundación pública vale para el Oriente, pero no se aplica en el resto de los hospitales cabeceras de área?
-Por su origen. Se eligió este modelo porque el Ministerio no estaba dispuesto a financiar un hospital comarcal. Esta fórmula permitió al Principado abrirlo. 



-¿Por qué califica la ley de integración de «chapuza jurídica»? 


-Porque se ha saltado los informes del letrado de la Cámara y el reglamento de la Junta. Porque esta ley de caso único queda sin efecto desde el momento en que el Hospital está integrado. Además, el letrado señaló que las enmiendas introducidas por IU fueron de totalidad y no parciales. Y porque se hurtó al Gobierno su única prerrogativa, la de vetar una ley si obliga a modificar el presupuesto del año en curso. Esta ley es imposible de aplicar, carece de respaldo jurídico, está mal hecha y está repleta de irregularidades y arbitrariedades.