"La intervención supondría más sacrificios para el conjunto de la sociedad española"


El secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, participó en la Fiesta de La Camperona, organizada por la Agrupación de San Martín del Rey Aurelio. Momentos antes de su intervención, ante los medios de comunicación, emplazó en nombre del PSOE al jefe del Ejecutivo a que "luche para evitar la intervención de España", en un momento en el que "estamos viendo que Rajoy asume cada vez más" el rescate del país por parte de Europa.

A juicio del dirigente socialista, la intervención solo supondría "más sacrificios para el conjunto de la sociedad española". Fernández le recordó a Rajoy que en tiempos del Gobierno socialista, el líder del PP había dicho que España "estaba en libertad vigilada" por parte de las instituciones europeas. Pues bien, "después de las medidas que ha tomado el Gobierno, podemos decir que España está en libertad bajo fianza. Le pedimos que no la coloque bajo los barrotes de la intervención, porque será un nivel de exigencia seguramente inasumible para el conjunto de la sociedad".

Javier Fernández, preguntado por los periodistas, reiteró la discrepancia con las decisiones del último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), "porque no nos parecen justas, ni equitativas, ni simétricas". Fernández censuró que el PP fijara sus posiciones para el CPFF en una reunión previa con Mariano Rajoy, "y lo que no se puede hacer ahora es convertir las instituciones un foro de partido". "Dije y mantengo que para Asturias no cumplir una Ley no es una opción. La insumisión no es una opción para Asturias y lo sigo manteniendo. Pero lo que tenemos claro es que debemos decir lo que nos parecen las decisiones del Gobierno. (…) Y lo decimos donde debemos hacerlo, en las instituciones, en este caso en el Consejo de Política Fiscal y Financiera".

Por otra parte, Javier Fernández recordó que tiene pendiente de respuesta una petición de entrevista con el presidente Rajoy para hablar "de los asuntos que interesan a Asturias" y singularmente del sector de la minería, asunto en el cual el dirigente socialista asturiano volvió a instar a la Administración central a retomar la senda del diálogo, "porque Asturias no está en condiciones de soportar un golpe que ponga en solfa a la minería del carbón en un plazo muy corto como se plantea en los Presupuestos Generales del Estado".