"La fuerza de Asturias está en su unidad"

Javier Fernández lamenta que no haya una derecha sensata que sume esfuerzos ante los grandes problemas de la región que requieren el acuerdo de todos


El candidato del PSOE a la Presidencia de Asturias, Javier Fernández, ha lamentado esta mañana en La Felguera que en el Principado no haya una derecha “sensata” que se sume a los esfuerzos para hacer frente a los grandes problemas de la región que requieren del acuerdo de todas las fuerzas políticas. Lo ha hecho durante un mitin en el polideportivo del Parque Nuevo, en el que además han intervenido el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, y la alcaldesa de Langreo, Esther Díaz.

Fernández insistió en que “no conviene bajar la guardia” pues “si las dos derechas ahora divididas tuvieran mayoría suficiente -que no la van a tener-, no tengáis la menor duda de que al día siguiente se estarían repartiendo Asturias como si fuera un mayorazgo”. “Pero incluso así, a mí me preocupa que la división de las derechas asturianas se convierta en división en Asturias. Porque la fuerza de Asturias está en su unidad y nosotros somos un partido integrador que dice aquí no sobra nadie, pero estamos deseando tener enfrente una derecha sensata, moderna, civilizada, con la que poder concertar, acordar, las tres, cuatro, cinco.... cosas esenciales que necesitan en Asturias el pacto y el acuerdo de todos”, señaló.

El candidato socialista agradeció a los asistentes al inicio de su intervención “el apoyo y la cercanía” y también, más aún, “la exigencia, porque la política de los socialistas se ancla en la exigencia” y es política y políticas de “servicio a la ciudadanía”. Y aseveró que desde que fue elegido candidato asumió “la responsabilidad de que este era un proyecto sin exclusiones, para el conjunto de los ciudadanos, un proyecto para todos”.

Fernández subrayó, no obstante, que el mayor riesgo que se corre ante las elecciones es el de la desafección. “Nosotros no tenemos que preocuparnos de la derecha, de su demagogia o de su zafiedad, tenemos que preocuparnos del desencanto. Tenemos que preocuparnos no de esa demagogia, de ese populismo, de las simplificaciones a las que (nosotros) oponemos rigor, sensatez y coherencia. Ni tampoco preocuparnos de las descalificaciones, de los insultos y de la zafiedad .... Lo que nos preocupa es la desesperanza . Y a la desesperanza tenemos que oponer la rebeldía, la rebeldía de los que decimos que no pueden pagar la crisis los que no tienen culpa de ella (...) la rebeldía de los que creemos que podemos construir un mundo humano, vivible y no un mundo hecho a la medida de los fondos de especulación o de las agencias de rating”, explicó.

Y, además de todo eso, prosiguió, “tenemos que reconocer errores”. “La primera condición de la honestidad política es reconocer cuando uno se equivoca”, afirmó el candidato socialista, que explicó que no cree en esos políticos que dicen que nunca se equivocan ni en la política de la infalibilidad y que si los errores no se admiten volverán a cometerse. “Reconozcamos los errores porque estamos anclados en la humildad y en la autocrítica. La soberbia es para otros y la soberbia no conduce a nada”, añadió.

Javier Fernández incidió de nuevo en la grave situación económica para destacar que “cuando hay una crisis de esta envergadura aparece el miedo”. “Vamos a combatir y a erradicar el miedo que es nuestro mayor adversario en estas elecciones y vamos a hacerlo diciéndoles a los ciudadanos que tenemos un proyecto para Asturias , que vamos a dejarnos la piel y vamos a hacer que nos duela hasta el aliento para construir Langreo, las Comarcas (mineras) y Asturias y dar esa salida progresista a la crisis. Y eso se hace trabajando con el orgullo de las pequeñas cosas, ése es el orgullo de ser asturiano, buscando la excelencia , la excelencia en la industria, en los servicios, en la administración... La excelencia recibiendo con cariño y con calidad y con precio justo a todo aquellos que quieran acercarse hacia nosotros (...)”, señaló.

El candidato del PSOE incidió en que "somos socialistas, somos de izquierda, tenemos ideología, tenemos historia, tenemos raíces y tenemos compromiso" para dar una salida progresista a la crisis. Y, en referencia al Gobierno de España, explicó que "quien piense" que en el momento en que aparezca "una vía de agua, nosotros vamos a abandonar el barco, es que no sabe quienes somos los socialistas asturianos".