"La FSA-PSOE cumple sus compromisos y no engaña ni enreda"

Jesús Gutiérrez asegura que "a los socialistas nadie nos puede reprochar que no hayamos cumplido cada uno de los acuerdos que hemos firmado, ya sea con UPyD o con otras organizaciones políticas"


El secretario de Organización de la FSA-PSOE, en su respuesta a las declaraciones del máximo responsable de UPyD en Asturias tras la votación de la reforma de la ley electoral en la Junta General, considera que las acusaciones de Ignacio Prendes "son desproporcionadas, cuando no graves". Jesús Gutiérrez cree que acusar a los socialistas asturianos de ser "desleales, burlar y traicionar" los acuerdos firmados con UPyD "es faltar a la verdad" porque, en su opinión, lo que parece que se desprende de esas opiniones es que UPyD "quiere meter mucho ruido para poder justificar una ruptura del pacto con la FSA-PSOE".

Gutiérrez explicó que en el documento de 15 páginas suscrito por los socialistas asturianos y por UPyD, en las páginas 6 y 7 se detalla el alcance de lo acordado sobre la reforma de la ley electoral. Además, cree que hubiese sido más conveniente convocar una reunión de la comisión de seguimiento del pacto "para que UPyD nos dijera de frente aquello que prefieren decir en los medios de comunicación".

El dirigente socialista considera que, antes de acusar a los socialistas, "Prendes debería haber explicado a sus bases en Asturias, y también a Rosa Díez, el alcance del acuerdo, que creo que se lo habrá explicado a la presidenta de UPyD, pero no se de qué manera".

En su defensa de las críticas contra los socialistas, Jesús Gutiérrez ha afirmado de forma categórica que "a la FSA-PSOE nadie nos puede reprochar que no hayamos cumplido cada uno de los acuerdos que hemos firmado con UPyD o con otras organizaciones políticas". "Nosotros cumplimos nuestros compromisos y no engañamos ni enredamos", sentenció.

Para probar la veracidad de lo acordado con UPyD, Gutiérrez recomendó consultar el pacto, las hemerotecas y el diario de sesiones de la Junta General del Principado. En la página seis del pacto firmado con UPyD, puntualiza el secretario de Organización, se recoge que para la aprobación de la reforma de la ley electoral "a poder ser se debería de hacer con el acuerdo de todas las fuerzas políticas". Y añadió: "en ningún papel figura que la exigencia de la FSA-PSOE fuese que la nueva ley electoral tuviese que aprobarse por unanimidad, pero si se recoge en el acuerdo que sería la opción buena y, si no fuese así, decimos que debería aprobarse por un amplio consenso" o "una mayoría reforzada" en la Junta, como figura en la página 7 del acuerdo.

Como prueba documental, Gutiérrez también cita unas declaraciones realizadas por Javier Fernández el 22 de abril de 2012 en un periódico asturiano en las que dice: "para tomar una decisión de esta naturaleza no vale con que nos pongamos de acuerdo 23 diputados. Es un cambio que habría que afrontar con el mayor consenso posible". Asimismo, para demostrar que los socialistas siempre han considerado "una discusión de calado" la reforma de la ley electoral cita un titular en un diario regional del 11 de mayo de 2012 que reza: "La negativa del PSOE a cambiar la ley electoral impide el pacto con UPyD".

También el dirigente socialista acude al diario de sesiones de la Junta del 23 de mayo de 2012, en donde Prendes dice textualmente": "Somos conscientes de que estas dos reformas que planteamos requieren de mayorías reforzadas y sólidas. Se trata de la modificación de normas estructurales de todo sistema democrático y no se pueden alterar por acuerdo de simples mayorías de gobierno". Unas declaraciones ante las que Gutiérrez se pregunta: "¿No está diciendo Prendes que no se pueden llegar a acuerdos sobre la reforma electoral con 23 escaños? Es lo mismo que decimos los socialistas".

Siguiendo con su argumentación, el secretario de Organización, que afirma que "no hay leyes electorales de derechas ni de izquierdas", considera obvio que "si sólo hubiésemos hablado de 23 escaños, qué necesidad tendríamos de poner en un papel la palabra mayoría reforzada". Tras estos razonamientos, Gutiérrez considera que las acusaciones de UPyD, "además de falsas, no son justas".

Explicaciones de Díez y Prendes

Asimismo, Gutiérrez denuncia "dos pronunciamientos diametralmente opuestos, que no se parecen en nada" entre los compromisos adquiridos por UPyD en la reunión de la comisión de seguimiento del pacto del pasado 16 de septiembre con lo dicho esa misma semana por Rosa Díez advirtiendo sobre consecuencias políticas si no se aprobaba la reforma de la ley electoral. Tras la reiteración de esas advertencias realizadas hoy por Díez, Gutiérrez pide que "Rosa Díez e Ignacio Prendes expliquen a los asturianos el alcance de las consecuencias que dicen que tendrá la ruptura del pacto en Asturias". Y añadió: "Si lo que quieren Díez y Prendes es convertir Asturias en un laboratorio político que no cuenten con los socialistas porque no vamos a permitir ni a ceder a ningún tipo de especulación ni a que Asturias se convierta en un laboratorio político".

Un laboratorio político, precisa Gutiérrez, "en el que no se si alguien quiere enredar en Asturias a hacer campaña electoral, pero los socialistas aspiramos a buscar consensos para garantizar un instrumento como el del Presupuesto de 2014, que es vital para Asturias". Y añade: "si alguno está pensando en clave electoral ese no es el caso de la FSA-PSOE. Nosotros no estamos pensando ahora en elecciones sino en Asturias y en pactar unos Presupuestos que reivindican todos los agentes sociales y que es lo que preocupa a los asturianos". Unos Presupuestos sobre los que Gutiérrez anunció que "no vamos a renunciar a seguir nuestra hoja de ruta: seguir intentando con nuestros socios un acuerdo que es buscar un Presupuesto".