"La emergencia de la política nacional es buscar grandes acuerdos para hacer grandes cambios"


El secretario general de la Federación Socialista Asturiana reflexionó, en la conferencia que pronunció en el Fórum Europa, en Madrid, sobre la necesidad de responder a la doble recesión, económica y democrática, que, en su opinión, está confluyendo en España y en Asturias. Para Javier Fernández, la situación de coyuntura extraordinaria en España se ha agravado aún más por el desafío soberanista de Cataluña y por la corrupción.

Para afrontar esta situación, el líder de la FSA-PSOE apela a la necesidad de buscar consensos. "España necesita hoy grandes acuerdos para hacer grandes cambios. Ésa es una emergencia para la política nacional". Y, entre las modificaciones a abordar, Javier Fernández defiende que es sensato modificar la Carta Magna porque, asegura, "debemos reconocer que sufrimos una fatiga constitucional".

A su juicio, ese cambio es necesario por las tensiones que los partidos nacionalistas han generado en el desarrollo del Estado autonómico. Así, confesó sentirse preocupado por "la tensión territorial" y advirtió de que pese al derecho a decidir, "un reclamo nacionalista que se está disfrazando con el ropaje de la exigencia democrática", "lo que a todos concierne por todos se decide y la independencia de Cataluña siempre será un asunto de España". Como solución a estos conflictos territoriales, propone avanzar hacia el cierre del modelo de Estado, hacia un estado federal "que no sea no sea arbitrario ni discrecional".

En el foro organizado por Nueva Economía Fórum, Fernández también criticó la política de ajuste del Gobierno del PP, En su opinión, la austeridad, aún siendo "necesaria", debe ser "austeridad real, no ésta que es una falsificación", porque lo contrario es "ideología disfrazada de pobreza inducida".

En este sentido., el líder socialista asturiano demanda potenciar los motores de crecimiento como la industria que sirvan para generar empleo. "No podemos abandonar nuestra base industrial porque la industria es, para Asturias y para España, la fortaleza económica indispensable". Un argumento que explica, asegura Fernández, el rechazo frontal del Gobierno asturiano a la política del Gobierno del PP con la minería o con otras industrias como la fábrica de armas de Trubia, "porque son medidas destructivas, innecesarias e inclementes, que destruyen lo viejo sin alimentar la creación de lo nuevo".

Respecto a la minería, Javier Fernández se mostró contrario en su discurso a que el Gobierno de España fuerce el cierre precipitado de la minería, que sólo es "un afán eutanásico y terminal" . Además, reclamó ayudas para el sector carbonero porque "sin ayuda no tiene futuro en España". Tras recordar que la minería de interior es "el sostén de las comarcas mineras", el líder de los socialistas asturianos advirtió de que la minería "ni llegará a 2015 con el planteamiento actual" del Gobierno de Rajoy.

Asimismo, el secretario general del PSOE asturiano reclama un nuevo proyecto basado en una reconstrucción ética y política. Un proceso que, a su juicio, implica "gestionar bien, mejor que nunca", pero, además, el buen gobierno exige "reconocer que sólo la disminución del desempleo en Asturias y en España nos permitirá darnos por satisfechos".

Finalmente, mención aparte merecen los elogios que Fernández recibió del secretario general del PSOE. En su presentación, Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró que las cualidades del líder de la FSA-PSOE son las que requiere el "retrato robot de un buen socialista, lo que hemos sido y lo que queremos ser", porque tiene "compromiso, inteligencia y preparación". "Últimamente, me preguntan mucho si he hablado con Javier o qué piensa Javier", dijo Rubalcaba sobre Javier Fernández", al que definió como "un político serio", que inspira confianza y que defiende sus convicciones "de manera firme".