"La crisis económica de 2008 significó una oportunidad de respuesta de la socialdemocracia en el combate ideológico con el neoliberalismo"

Adriana Lastra, Adrián Barbón, José Félix Tezanos y Wenceslao López hacen un diagnóstico del nuevo rumbo de la socialdemocracia en el 125 aniversario de la AMSO



Los retos del socialismo ha sido esta noche el enunciado al que se han entregado Adriana Lastra, Adrián Barbón, José Félix Tezanos y Wenceslao López para hablar del pasado y, sobre todo, del futuro rumbo de la socialdemocracia en un debate organizado por el Club de Prensa de La Nueva España con motivo del 125 aniversario de la AMSO.

Tezanos elogió el papel del PSOE en sus casi 140 años de historia porque "ha estado presente en todo lo importante que ha ocurrido en la historia de España en los últimos 140 años", un hecho que, a su juicio, demuestra que "este partido sabe adaptarse a las circunstancias".

"Si no hubiera sido por la lucha de los socialistas la sociedad hubiera sido una aberración", dijo en otro momento de su intervención el presidente de la Fundación Pablo Iglesias, que tildó la fundación del partido por Pablo Iglesias como "la epopeya de la creación de una organización política". Tezanos defendió la necesidad del PSOE de "enfocarse hacia la internacionalidad para combatir las desigualdades extremas" y citó, entre otros, como retos a superar "el paro masivo, la precarización laboral o el cambio climático, "una evidencia que exige cambiar los modelos de vida".

Adriana Lastra, por su parte, dijo sentirse identificada con los valores de Pablo Iglesias "cuando se dice de él que fue un gran luchador contra las injusticias, que es el gran valor que nos une a todos los socialistas". En este sentido alerto del "agravamiento de las desigualdades: el paro, la marginación social, la igualdad de género, etc" al tiempo que apeló a lograr "la consolidación de las políticas sociales".

"Necesitamos, como hicimos en el 39 Congreso del PSOE, una nueva estrategia de la socialdemocracia, que no está en crisis, sino que lo están los partidos" que hicieron políticas de derechas, al contrario de las prácticas en Inglaterra o Portugal.


Tras defender un modelo de partido autónomo y democrático, la vicesecretaria general del PSOE denunció que "en una economía como la española que empiezan a repuntar bajen los salarios. El 3% del crecimiento no está llegando a las familias y 7 de cada 10 españoles no ven ese crecimiento económico. Por eso los socialistas ponemos en marcha el Pacto de Rentas", concretó.

Entre los retos futuros a abordar, Lastra reclamó asegurar y consolidar el Estado de Bienestar, consolidar los derechos sociales y llevarlos a la reforma de la Constitución, constituir una oficina antifraude porque "o acabamos con la corrupción o la corrupción acabara con la propia democracia". Finalmente se refirió a la "preocupación por un nuevo modelo territorial que neutralice los intentos del independentismo, para lo que puso en valor "la reforma territorial del Estado que defendemos desde la Declaración de Granada de 2013". Y, en esencia, abogó por "una reforma de la Constitución porque ahora tenemos un problema brutal encima de la mesa que se llama Cataluña".

Adrián Barbón tildó en su intervención de “inmenso honor” la celebración de los 125 años de la AMSO "teniendo como alcalde de Oviedo a Wenceslao, muy buen alcalde en una situación política muy complicada y, además, muy buena persona".

Para el secretario general de la FSA-PSOE, hay tres periodos fundamentales de la historia de la socialdemocracia que "explican qué hemos sido, cómo hemos sido y porqué estamos en la situación en la que estamos”. Así, citó "la edad de oro" de la socialdemocracia, entre 1945 y 1970, "en el que fuimos los constructores del Estado de Bienestar". La segunda, explicó, desde la crisis de los años 70 hasta 2008, "un periodo en el que la socialdemocracia empieza a arriar sus banderas en el debate intelectual y el consenso neoliberal alcanza su máximo poder". Finalmente, la tercera la sitúa Barbón "en el inicio de la crisis en 2008, donde se inicia un declive electoral del socialismo democrático pero la crisis económica, que ha sido dramática para millones de personas, significa una oportunidad de respuesta de la socialdemocracia en el combate ideológico con el neoliberalismo, y se demuestra que el neoliberalismo hace aguas y que era falso que era la solución a todos los problemas".

"La globalización es un fenómeno al que hay que hacerle frente, y la gran alternativa hoy de la respuesta de los socialistas es cómo canalizamos la globalización", dijo el secretario general de la FSA-PSOE.

Para Barbón, ha habido "errores ideológicos de la socialdemocracia, renuncias a nuestras posiciones y confusionismo ideológico". "Los cuatros grandes errores y crisis de los partidos socialistas son: la crisis de su función social, la crisis ideológica, la crisis de la alternancia y la crisis de los cuadros dirigentes".

El líder de la FSA-PSOE destacó, entre las soluciones para impulsar la socialdemocracia, "la recuperación de nuestros valores y principios; nuevas políticas acorde a nuevos partidos, como la participación y abrir nuestra organización a los jóvenes; imitar los buenos ejemplos de otros países y recuperar el internacionalismo".

Recuperar la fortaleza del concepto de partido y alianzas estratégicas con la sociedad y con las organizaciones sindicales fueron otras de las propuestas defendidas por Barbón, que reclamó en la política en Asturias "hablar con claridad y cercanía" para abordar problemas como el despoblamiento y el envejecimiento en el Principado, "y es imposible que en ese contexto de nuestra población prestemos los mismos servicios sino hacemos una reforma fiscal que garantice más ingresos".

Finalmente, Wenceslao López defendió los principios socialistas y su especial valor "cuando se transforman en acciones y en medidas concretas en el ámbito municipal, porque ahí es dónde tienen cara los pobres, los desfavorecidos y los parados". En recuerdo de los 125 años de la AMSO señaló que "la Casa del Pueblo de Oviedo fue la primera Universidad Popular de España porque catedráticos de nuestra Universidad iban a impartir lecciones a nuestros obreros para hacerlos inteligentes, para que defendieran mejor sus derechos frente a los opresores".