La Junta rechaza una proposición de Podemos sobre la iniciativa legislativa popular sin encaje constitucional, "con tufillo conservador" y limitativa de las funciones del Parlamento

Marcos Gutiérrez Escandón: "Los diputados de Podemos no deben olvidar que están aquí porque los ciudadanos les eligieron como sus representantes. Están aquí porque nuestra democracia es, ante todo, representativa"


El Pleno de la Junta General ha vuelto a desestimar la toma en consideración de una proposición de Ley del Grupo Podemos para modificar la Ley del Principado de Asturias reguladora de la iniciativa legislativa popular que incluye propuestas de "dudoso encaje constitucional", limita las funciones del Parlamento” y que puede provocar "efectos contrarios a los pretendidos, como generar inestabilidad, desapego de los ciudadanos al modelo político e inseguridad jurídica", tal y como ha explicado el diputado Marcos Gutiérrez Escandón al defender el voto en contrario del Grupo Socialista a esta iniciativa debatida y votada hoy en la Cámara.

El diputado ha explicado los recelos del Grupo Socialista hacia esta proposición de ley: "nos preocupa que la Cámara se convierta en un escenario para espectáculos de personajes que no buscan otra cosa que un espacio de publicidad y atención por parte de los medios (…) Una cosa es establecer una sociedad democrática avanzada, como dice literalmente nuestra Carta Magna, y otra cosa muy diferente, sustituir un modelo democrático por otro, porque el tema que subyace en este debate es la lucha entre la lucha entre la democracia directa de Rousseau y la democracia representativa de Montesquieu. Yo soy más de Montesquieu, al menos en este caso", ha fijado Marcos Gutiérrez Escandón.

"Esta proposición supone para nuestro Grupo una limitación de las funciones del Parlamento y desprende un tufillo que, para alguien que crea a pies juntillas en la democracia representativa, supone que se vea como un instrumento conservador a la hora de entender la política, porque pueden llegar a convertir la democracia directa en un quimera y, lo que es peor, provocar el efecto contrario al pretendido como generar inestabilidad, desapego de los ciudadanos al modelo político e inseguridad jurídica. Ustedes siguen muy predeterminados por las circunstancias que les crearon, pero no deben olvidar que hoy están aquí porque un número determinado de ciudadanos les eligieron como sus representantes. Están aquí porque nuestra democracia es, ante todo, representativa", ha recordado a los diputados de Podemos el portavoz de Presidencia y Participación Ciudadana del Grupo Socialista.

Marcos Gutiérrez Escandón ha dejado claro que el voto contrario a la toma en consideración de esta modificación de la Ley reguladora de la Iniciativa Legislativa Popular no presupone una oposición a la aplicación de este instrumento jurídico, que permite a la ciudadanía poner en conocimiento del poder legislativo su voluntad de que un asunto concreto sea regulado de forma específica –"Estamos de acuerdo con la posibilidad de firmar las propuestas mediante firma electrónica, siempre que se garantice la fiabilidad, la voluntad auténtica del firmante y que no se usen indebidamente las firmas para otros asuntos, o con modificar el número de firmas necesarias para que la iniciativa pueda presentarse", ha señalado el diputado-, pero la proposición de ley no es compatible el principio de representación política, "que es, para nosotros, el modelo prioritario", ha zanjado Marcos Gutiérrez Escandón.