La Junta conmemoró el XXXI aniversario de la Constitución Española

"La Carta Magna es nuestra carta de navegación, con la que nunca perderemos el rumbo", asegura María Jesús Álvarez

La Junta General conmemoró el XXXI aniversario de la Constitución Española con un acto institucional que tuvo lugar en el salón Europa y al que asistieron los miembros de los grupos parlamentarios y los responsables de  distintas instituciones, además de representantes de la judicatura y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Durante el acto, la presidenta del Parlamento asturiano, María Jesús Álvarez, definió a la Constitución como "la carta de navegación" con la “que nunca perderemos el rumbo" y destacó que esta "incorpora la diversidad como un activo democrático irrenunciable". "La Constitución es justamente el punto de convergencia del que parte y al que llega la diversidad, es el ámbito de  integración de lo plural que une y concilia antagonismos", señaló Álvarez.

"Los ámbitos de apertura democrática dibujados por la Constitución son múltiples y sería inútil tratar de enumerarlos todos de manera exhaustiva: apertura a la coexistencia en Europa, fortalecida con el Tratado de Lisboa, que, superando finalmente todos los escollos de su difícil camino, acaba, para nuestra satisfacción, de entrar por fin en vigor; apertura a la diversidad de ideologías y credos, sin imposiciones unilaterales de unas u otros; apertura territorial, en una España dentro de cuya unidad conviven identidades territoriales diferenciadas; apertura al pluralismo lingüístico y cultural apertura del tejido social a la irrupción irreversible de la inmigración..., y así un largo etcétera de caras y planos del gran poliedro que hoy es la realidad política", añadió la presidenta de la Cámara.

Concluyó su intervención refiriéndose de manera especial al artículo de la Carta Magna, conforme al cual «la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y la paz social».