Javier Fernández se compromete a potenciar la "marca Asturias" para fomentar el desarrollo de la industria agroalimentaria

"La buena imagen ambiental del Principado es una de las mejores bazas de nuestra agricultura y nuestra ganadería", destaca el candidato socialista, que anuncia una "poda administrativa" para favorecer la iniciativa empresarial en el medio rural


Javier Fernández se ha comprometido esta mañana a potenciar las marcas de calidad durante la próxima legislatura para fomentar el desarrollo de la industria agroalimentaria. Con el mismo objetivo, el candidato socialista ha anunciado una "poda administrativa" que facilite la puesta en marcha de iniciativas empresariales en el medio rural.

El presidente del Principado continúa hoy su periplo de campaña por Villaviciosa, Noreña y Gijón. Las perspectivas de la industria agroalimentaria han ocupado buena parte de su mensaje: “es uno de los grandes potenciales de Asturias y uno de los sectores que mejor ha resistido la crisis, con niveles de empleo similares a los de 2008. Para darnos idea de su importancia, pensemos que aporta aproximadamente el 15% del valor añadido y del empleo industrial y que el 70% de la producción de nuestras empresas lácteas se exporta fuera de Asturias”.

Una de las fortalezas de la industria agroalimentaria asturiana es que está vinculada a la buena imagen ambiental del Principado. "Es un factor muy relevante. Como ya recordé el lunes en Somiedo, la protección de la riqueza natural es un catalizador del desarrollo del medio rural. Hoy podemos asegurar que la buena imagen ambiental de Asturias, consolidada gracias a la gestión de los gobiernos socialistas, es una de las mejores bazas de nuestra agricultura y nuestra ganadería".

Por ello, "la marca Asturias es una excelente carta de presentación en los mercados agroalimentarios. Como ya se ha hecho con la marca Alimentos del Paraíso, debemos fortalecer estos sellos de calidad y aplicarlos a otros productos que, por diversas razones, pueden tener dificultades para obtener una denominación de origen".

Entre otras medidas para favorecer la industria agroalimentaria, el líder socialista también ha hecho referencia a la simplificación administrativa. "Hemos de hacer una especie de poda de clareo que facilite la iniciativa empresarial en el medio agrario", ha asegurado.

El Plan de Desarrollo Rural 2014-2020, dotado con más de 500 millones, y la Estrategia Rural (el nombre completo es Plan Estratégico de Competitividad del Sector Primario y de Desarrollo del Medio Rural) son los documentos que orientarán las políticas agroganaderas en los próximos años, que afectan de lleno a la industria agroalimentaria. Entre otros objetivos, el programa electoral del PSOE incluye:

Facilitar el aumento del tamaño de las explotaciones, uno de los problemas históricos de la agricultura y la ganadería asturiana.
Apoyar las razas ganaderas y los productos agrarios autóctonos.
Mejorar la imagen y la comercialización de los productos del medio rural asturiano.
Búsqueda de nuevos nichos de mercado, sobre todo en otros países.
Respaldo a los mercados tradicionales
Favorecer las asociaciones de productores para comercializar sus productos
Fomentar la diversificación