Javier Fernández, reelegido secretario general de la FSA-PSOE


Javier Fernández ha sido reelegido secretario general de la FSA-PSOE, ante el Plenario del 31 Congreso, tras obtener el voto de 353 delegados/as, por 28 abstenciones.

El resultado de la votación, ha sido el siguiente:

• Votos emitidos: 381
• Votos a favor de Javier Fernández 353 (92,65%)
• Votos en blanco: 28 (7,35%)

En su discurso de agradecimiento, Javier Fernández agradeció el "caudal de confianza". "Podéis imaginar lo que siento, porque aunque los pensamientos son opacos, los sentimientos son transparentes y sé que los veis".

"Me siento agradecido y en deuda con vosotros, os debo mucho y sobre todo una confesión", reconoció Fernández. "Pensé en la conveniencia de presentarme, porque son ya doce años y conviene que se abran las ventanas para que corra el aire; porque la Presidencia del Principado exige mucha dedicación y el Partido también, y habrá que sacar horas de donde no las hay; pero sobre todo dudé porque siempre he querido un Partido que tenga latido propio, que tenga pulso, que no sea una maquinaria, una especie de propagandista o portavoz del Gobierno, un mayordomo servil del Ejecutivo, que no esté subordinado, supeditado".

Javier Fernández pidió un Partido "que haga lo que tiene que hacer, que es socializar en valores, articular la sociedad, reclutar militantes, formar élites, movilizar electoralmente, constituir gobiernos y diseñar políticas, aunque deba acorazar al Gobierno, protegerlo, y comunicar a la gente con el Gobierno y decirnos cuándo nos desviamos. Y si no lo hacemos os pido que me
si no lo hacemos os pido que me lo digáis, que lo reprochéis, que lo critiquéis, y esa es la única exigencia que os quiero hacer como secretario general".

El secretario general de la FSA-PSOE pidió seguir buscando "respuestas a las viejas preguntas que siempre nos hicimos los socialistas, por qué la dominación, la injusticia, la desigualdad… Sé que este territorio es más melancólico y frágil de los que tienen las certidumbres de las patrias o los dividendos". "Para los socialistas, las puertas no están cerradas, están abiertas a las promesas más luminosas de la modernidad", concluyó.