Javier Fernández llama a la movilización para que "el corazón progresista de Asturias siga latiendo"

El candidato socialista pide hacer frente a las derechas, que "son menos, pero votan más"


El candidato del PSOE a la Presidencia de Asturias, Javier Fernández, realizó en el mitin de Vallobín un discurso que hizo hincapié en la idea que el mayor adversario es la abstención y aseguró que el PSOE llegará al Gobierno en las próximas elecciones si los votantes socialistas se movilizan en la misma medida en la que lo están haciendo las derechas. “(...) Creedme hoy si os digo aquí y ahora que estamos ahí. Ahí. Que me creais a mí y no a las encuestas, ni las del CIS, ni las del zas (...) Estamos ahí y si sentís la fuerza que siento yo y si tenéis la energía que tengo yo y si sentís que vosotros y yo podemos construir Asturias piedra a piedra (...) imaginar lo que podemos hacer juntos la gente normal, como vosotros y como yo, vamos a estar allá, el día 22 vamos a estar allá gobernando Asturias con un programa de progreso, de empleo, de justicia y de solidaridad”, señaló.

Fernández hizo estas consideraciones en un acto que congregó a 1.100 personas y en el que también intervinieron la ministra de Defensa, Carmen Chacón, y la candidata a la Alcaldía de Oviedo, Paloma Sainz. El candidato socialista incidió en que es necesario decir una y otra vez a los ciudadanos lo que pasó y lo que está pasando, pues la derecha basa su estrategia en repetir mil veces una mentira para ver si así pueden hacer que parezca una realidad. “A veces pensamos que sólo es necesario decir lo que decimos, la verdad. Y nos equivocamos. Nos equivocamos porque no sólo hay que decir la verdad, hay que repetirla, repetirla y repetirla, porque enfrente hay un partido, tenemos unos adversarios, tenemos unas derechas, que repiten y repiten y machacan y machacan la mentira hasta convertirla en verdad....”, explicó.

Se refirió asimismo a la candidata del PP, una candidata que el Alcalde de Oviedo maneja “con el mando a distancia”. “Por cierto, una candidata que ayer (por el domingo), en un periódico nacional, decía que no sabe si sobran cientos o miles de funcionarios (en la Administración autonómica) (...)  Dice que no lo sabe. Ella lo que dice es que no es una marioneta del alcalde de Oviedo, lo dice y, cada vez que lo dice, se le notan más los colgantes”, añadió.

"Cambios de chaqueta"
Ya en referencia al “otro” candidato de la derecha, “al del Foro”, ironizó con su “fabuloso mundo mental”. “Cómo puede pretender que alguien le crea; no tiene ninguna credibilidad (...)  El otro día en un mitin se equivocó y defendió al PP. Fue un lapsus, normal. Porque, ¿cuántas chaquetas ha llevado?”, se preguntó Fernández. Recordó que “empezó con camisa, azul,”, que luego era partidario de Fuerza Nueva, desde Alianza Popular, más tarde el escudero de Aznar, y se rebotó con Marqués para finalmente dedicarse a los negocios privados. Ahora, añadió el candidato socialista, aparece aquí, como “el último refugio de los caciques” que es el “regionalismo de alpargata”. Y, ¿qué ha pasado?, interrogó Javier Fernández. “Ha pasado del nacionalcatolicismo hasta el regional-populismo. Eso sí, siempre en defensa propia”, añadió.

Y concluyó: “Asturias tiene corazón progresista y de vosotros depende que ese corazón siga latiendo, depende de vosotros que siga latiendo. Depende de vosotros. Porque las derechas están movilizadas. Todas, todas las derechas, todas, la política, la mediática, la económica, la financiera, la eclesiástica, ya han votado. El obispo ya ha votado, ya votó....Somos nosotros los que tenemos que movilizar, ya sabéis que son menos, pero votan más. Tenemos que movilizar y os pido que me ayudéis a llegar a la gente (...) y decirle que tenemos un proyecto serio para sacar adelante esta comunidad. Eso es justo lo que tenemos que hacer, tenemos que luchar hasta el último minuto y decirle a la gente que no pueden permitirse el lujo de quedarse en casa, que (las derechas) se van a unir si suman (...)”.