Javier Fernández denuncia que la política minera de Rajoy castiga el suroccidente "con el silencio cómplice del PP asturiano"

El candidato reclama a Fomento que reanude las obras de la autovía a Cangas del Narcea, "básica para vertebrar el interior de Asturias", y se compromete a acabar este mismo año el plan del Suroccidente



Javier Fernández ha advertido hoy que la política minera del Gobierno de Mariano Rajoy amenaza la supervivencia de las explotaciones del suroccidente. En una visita a Cangas del Narcea, el candidato socialista ha manifestado su comprensión ante las movilizaciones anunciadas por los sindicatos y se ha comprometido a elaborar este mismo año el plan anunciado por su gobierno para frenar el declive de los cinco concejos de la comarca: Cangas, Tineo, Degaña, Allande e Ibias.

Las acciones de presión convocadas por los sindicatos culminarán el 21 con una manifestación en Cangas. Fernández considera comprensible la protesta: “sin que haya garantías de consumo del carbón autóctono en las térmicas, es probable que varias empresas se vean abocadas al cierre. No quiero ser catastrofista, pero la preocupación está más que justificada, especialmente en la cuenca del Narcea”. El dirigente socialista ha subrayado que el Gobierno de Asturias no se suma ahora a las quejas de los trabajadores, sino que ya lleva tiempo alertando de las consecuencias de las decisiones del ministerio de Industria: “sin ir más lejos, el 27 de abril el consejero Graciano Torre presidió una reunión con los alcaldes y los representantes sindicales en la que se acordó por unanimidad pedir al ministerio la modificación de la orden ministerial que regula el nuevo mecanismo de consumo de carbón térmico”.

La minería da empleo en la zona a más de un millar de trabajadores (unos 1.400, según los cálculos de UGT y CCOO) que se reparten entre empresas matrices y subcontratadas. “Imaginemos cuál sería el impacto de su desaparición sobre esta comarca, ya tan castigada por otras circunstancias”, ha destacado Fernández. “Cuando nos enfrentamos a un problema serio hay que saber reaccionar en defensa de los intereses de Asturias. Algo para lo que el PP regional parece incapacitado. Es una lástima que, mientras el Gobierno de Castilla y León, también popular, se preocupa por sus empresas carboneras y se opone a las decisiones del ministerio de Industria, Mercedes Fernández se limite a aplaudir o a atacar a los socialistas. Puede que así solucione su futuro, pero desde luego no el de los trabajadores”.

Para el candidato socialista, el futuro del Suroccidente pasa también por otras cuestiones, como la reanudación de la autovía hasta Cangas, “una obra básica para vertebrar el interior del Principado”. De momento, y pese a las promesas del ministerio de Fomento, la infraestructura continúa paralizada en Cornellana (Salas).

El apoyo a la ganadería –y, en particular, a las explotaciones de montaña- también ha ocupado parte de las manifestaciones del presidente del Principado y candidato a la reelección: “si hubiera que redactar una terna de cuestiones urgentes para este territorio, tengo claro cuáles serían: rectificación urgente de la política minera, apoyo al desarrollo agroganadero y construcción de la autovía con su posterior prolongación, como carretera, hasta Ponferrada”.

Como muestra de su inquietud por el porvenir de la zona, Fernández ha citado el Plan del Suroccidente. Incluido en el programa electoral, fue anunciado por el jefe del Gobierno en el último debate sobre el estado de la región. En él participan las consejerías de Fomento, Economía y Agroganadería, coordinadas por el titular de Presidencia, Guillermo Martínez.

El objetivo último del plan, que debe estar redactado antes de 2016, es poner en marcha una serie de actuaciones que evite el declive de la comarca suroccidental, lastrada por su declive demográfico (tiene la tasa de vejez más alta de Asturias y la segunda tasa de natalidad más baja) y económico (ha perdido el 32% del empleo entre 2000 y 2013). Es el territorio con menor densidad demográfica del Principado: 13.5 habitantes por kilómetro cuadrado. El plan se elaborará en tres fases: una, de diagnóstico; otra, de participación ciudadana y agentes sociales a través de mesas sectoriales y, por último, la definición de objetivos y líneas de actuación a medio y largo plazo.

*Disponible vídeo resumen del día 8 de campaña en el siguiente ENLACEjavascript:nicTemp();