"Igualdad y eficiencia"

Artículo de Carmen Sanjurjo, senadora y secretaria de Igualdad de la FSA-PSOE, publicado en La Voz de Asturias

Artículo de Carmen Sanjurjo, publicado en La Voz de Asturias (08/03/2010)

Igualdad y eficiencia

Recientemente se ha celebrado en Cádiz la II Cumbre Europea de Mujeres en el Poder, en la que líderes políticas de la UE, de todo el espectro político, han analizado la situación de las mujeres en Europa, evidenciando que aún persiste la desigualdad de género en los espacios público y privados. La participación y representación de las mujeres en los niveles más elevados de responsabilidad y de toma de decisiones se mantiene en niveles muy bajos en todos los campos, pero particularmente en el ámbito económico, financiero y político. Ello pese a que ha habido un notable incremento de la formación que no ha supuesto una presencia proporcional en la toma de decisiones, incluidos los puestos directivos de las empresas y aquellos en los que se genera nuevo conocimiento. Para corregir este déficit es necesario aplicar medidas de acción positiva que permitan incorporar el talento de las mujeres y contar con sus capacidades y conocimientos para construir una sociedad verdaderamente eficiente, sobre todo en el actual contexto de superación de la crisis económica. En aras a garantizar la sostenibilidad se han de implementar políticas para cambiar comportamientos sexistas en los diferentes ámbitos de la vida y que, lamentablemente, reproducen las generaciones más jóvenes.

La corrección de la violencia de género, la discriminación en el acceso y la promoción profesional o la escandalosa brecha salarial entre géneros y entre generaciones han de estar presentes como eje rector de las políticas de las administraciones en todos sus niveles. Ante el reto que representa el envejecimiento progresivo de la población han de potenciarse los esfuerzos destinados a la ejecución de políticas de atención a las personas dependientes, poniendo especial cuidado en el reparto de las tareas de cuidado, básicamente en manos de las mujeres. Además los estereotipos sexistas siguen determinando un comportamiento diferenciado de mujeres y hombres, lo que favorece situaciones de discriminación. Los medios de comunicación juegan un papel decisivo: por ello es especialmente relevante que algunos medios en Asturias y en España se hayan comprometido con la eliminación de la publicidad sexista y de prostitución.

Por todo esto pensamos que el 8 de marzo debemos reafirmar nuestro compromiso con la igualdad; no sólo por ser una cuestión de derechos fundamentales, sino también porque es una condición previa para lograr los objetivos que nuestra sociedad reclama en materia de crecimiento sostenible, empleo, excelencia científica y cohesión social. Estas políticas son rentables económicamente y su aplicación se manifiesta en mayores tasas de empleo, mayor PIB, mayores ingresos fiscales y unos índices de natalidad sostenibles. En Cádiz, líderes europeas de todas las ideologías han demostrado con su consenso que las mujeres pueden dar una respuesta sostenible para el futuro. Es tarea de todos y todas sumar esfuerzos para salir antes de la crisis y alumbrar un nuevo modelo de sociedad sostenible socialmente. Para ello la igualdad real es la clave.