N´asturianu

"Hunosa presenta propuestas que se parecen más al documento de la Fundación FAES sobre el carbón que al Plan Minero, cuando son incompatibles"

Jesús Gutiérrez dice que la empresa minera es "el mejor ejemplo" que tiene Rajoy para demostrar que quiere cumplir lo firmado en el Plan del Carbón


"Hunosa sigue siendo un buen colchón de empleo para las comarcas mineras y debe hacer todos los esfuerzos para mantener la plantilla", ha asegurado el secretario de Organización de la FSA-PSOE tras la reunión celebrada hoy con el SOMA-FITAG-UGT y la Federación de Industria de CCOO.

Tras conocer la situación de la negociación del plan de empresa por boca de los sindicatos mineros, Jesús Gutiérrez llega a la conclusión de que "parece que lo que quiere el Gobierno de España es seguir castigando a la minería porque, de no corregirse las propuestas, Hunosa está abocada al cierre más temprano que tarde".

En el encuentro de hoy, en el que además del secretario de Organización participaron el consejero de Economía, Graciano Torre, y el director general de Minería, Isaac Pola, Gutiérrez ha "brindado todo el apoyo" a los sindicatos por parte de la FSA-PSOE, tanto en el plano institucional, con el respaldo del Gobierno del Principado y el grupo parlamentario socialista, como de los ayuntamientos mineros de las cuencas.

Jesús Gutiérrez denuncia que las propuestas presentadas por Hunosa recogen parte del contenido del documento sobre estrategia energética elaborado por la Fundación FAES, del PP, cuyas conclusiones fueron presentadas por el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal. Un documento que "es incompatible" con el Plan Minero 2013-2018 "por lo que no se puede entender cómo un secretario de Estado es capaz de firmar una cosa y presentar otra cuando entra en flagrante contradicción".

En este sentido, critica que las propuestas que se recogen en el plan de empresa de Hunosa presentado a los sindicatos revelan falta de voluntad política. Según Gutiérrez, "la primera prueba no parece muy halagüeña y todo parece indicar, tras los primeros contactos, que esas propuestas se parecen más al documento de FAES que al Plan Minero 2013-2018, que es a lo que debería responder, donde hay unos parámetros que hacían pensar que la negociación discurriría por otros derroteros más halagüeños".

Ante este situación, y ante la previsión de que la negociación "no va a ser fácil", el dirigente socialista mostró su esperanza en que "en el PP de Asturias, que hasta el día de hoy no ha hecho nada más que defender las tesis de Mariano Rajoy, por una vez Mercedes Fernández de la cara y no esté atechada bajo el paraguas de Mariano Rajoy, que no se qué beneficios le reporta ni política ni demoscópicamente", teniendo en cuenta que los resultados de algunas encuestas auguran que el PP asturiano "pierde fuelle, lo que no me extraña cuando el PP de Asturias no da la cara en las cuencas mineras porque no está con la gente y es sólo una correa de transmisión de la política neoliberal del Gobierno de Rajoy".

Tras pedir que el Ejecutivo del PP no renuncie a la reserva estratégica de carbón, Gutiérrez apoyó a los sindicatos mineros, en los que la FSA-PSOE confía en que puedan reconducir la negociación para llegar a una solución pactada, "para lo que convendría que se implicasen la SEPI y la secretaría de Estado de Energía porque el mejor ejemplo de lo que el Gobierno de España firmó en nuevo Plan Minero se demuestra en Hunosa, donde pueden hacer lo que quieran porque la SEPI es accionista universal de la empresa pública minera".

Por su parte, el secretario de la Federación de Industria de CCOO, Damián Manzano, se quejó de que el plan de empresa de Hunosa "va por el mal camino porque se están poniendo sobre la mesa despidos traumáticos", además de denunciar que "para la SEPI, Hunosa es una empresa en liquidación". Un argumento en el que coincide el secretario general del SOMA-FITAG-UGT, José Luis Alperi, para quien "lo que se está planteando es el cierre de Hunosa porque no hay voluntad política de cumplir el Plan del Carbon 2013-2018", además de denunciar la propuesta de despido de 354 trabajadores y un calendario de cierre de pozos "que supone un descenso de la producción".