N´asturianu

"Hoy lo que preocupa a los ciudadanos es el paro, la corrupción o las tensiones territoriales y no un falso dilema entre república y monarquía"

Javier Fernández asegura que "la república no iba a traer más crecimiento o empleo y tampoco que tuviéramos mejor sanidad o educación"


El secretario general de la FSA-PSOE ha defendido en la Junta General, a propósito del debate suscitado sobre la república, que "hoy lo que preocupa a los ciudadanos de este país es el paro, la corrupción o las tensiones territoriales y no un falso dilema entre la república y la monarquía".

En respuesta a la pregunta de IU reclamando una consulta popular para elegir entre monarquía o república, Fernández ha replicado citando a Jordi Solé Tura y recordando que el que fuera hace 36 años portavoz del PCE en las Cortes Generales aseguró entonces que "lo que hoy divide a los ciudadanos de este país no es la línea divisoria entre monárquicos y republicanos sino entre partidarios y enemigos de la democracia".

En este sentido, el líder de los socialistas asturianos también ha ha advertido que plantear cambios en la jefatura del Estado significa "cuestionar todas las instituciones básicas del Estado, una enmienda de totalidad". Una pretensión ante la que Fernández se pregunta "si la república va a traer más crecimiento o empleo o que tuviéramos mejor sanidad o educación. Creo que no".

Igualmente, refutó la teoría de que una república supondría aumentar la calidad de la democracia recordando que hay monarquías de "alta calidad democrática y repúblicas que ni siquiera son democráticas". Tras recordar que la ley de abdicación fue aprobada en el Congreso por una mayoría "amplia y reforzada a favor de que no se produjera ese referéndum" sobre la república, el secretario general hizo una defensa a favor de "las instituciones, los parlamentos y la democracia representativa". "Porque usted quiera traer una república no le doy un plus de democracia", replicó al portavoz de IU.

Finalmente, respecto al republicanismo, considera que "no sólo significa que se tienen derechos sino también obligaciones como el refuerzo de las instituciones parlamentarias y de las representativas". Eso sí, ha citado la posición defendida por Luis Gómez Llorente en declaraciones en las que señalaba que "(...) no ocultamos nuestra preferencia republicana pero sobrados ejemplos hay de que el socialismo, en la oposición y en el poder, no es incompatible con la monarquía cuando esta institución cumple con el más escrupuloso respeto con la soberanía popular (...)". "Después de 36 años, los socialistas estamos ahí", ha zanjado.


*Por su interés sobre el tema, se puede consultar el siguiente artículo de opinión de Santos Juliá sobre la República pinchando en este ENLACE