"Hay muchas profesiones que deberían excluirse de un eventual aumento de la edad de jubilación"

Javier Fernández incide tras reunirse con UGT en que "mantener la concertación social es absolutamente indispensable"


El candidato socialista a la Presidencia de Asturias y secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, aseguró que la concertación social es un instrumento imprescindible para salir de la crisis y reafirmó su intención de que en Asturias se mantenga la tradición de las últimas legislaturas en materia de acuerdos entre Gobierno, sindicatos y patronal. Así lo manifestó durante la rueda de prensa que siguió al encuentro mantenido esta mañana entre miembros de la Ejecutiva Autonómica socialista y responsables regionales de la Unión General de Trabajadores (UGT) y en la que también aseveró que, a su juicio, hay muchas profesiones y actividades que deberían excluirse del aumento de la edad de jubilación sobre el que se está debatiendo en este momento.

Javier Fernández, que compareció ante los medios acompañado por el secretario general de UGT Asturias, Justo Rodríguez Braga, explicó que el encuentro se enmarca dentro de la ronda de contactos con instituciones, agentes sociales y económicos que ha iniciado la FSA-PSOE como paso previo a la elaboración del programa electoral.  Y subrayó que durante la reunión la preocupación por el problema del desempleo en Asturias y la necesidad de adoptar iniciativas para atajarlo fueron asuntos prioritarios.

Fernández señaló además los planteamientos en lo que existe coincidencia con UGT: “Estamos en sintonía fundamentalmente en la idea del diálogo social, que es algo que está en nuestra genética, que forma parte del ADN de los socialistas, pero que en este momento consideramos que es un instrumento absolutamente necesario para sacar Asturias de esta situación. No suficiente, pero desde luego necesario. Y en ese marco de acuerdos, también hemos ofrecido algo que ya hemos dicho, un liderazgo compartido con la sociedad asturiana, con la Universidad, con los sindicatos, con la patronal, porque creemos que de esta situación no se sale sin ellos. No se sale sin los sindicatos, tampoco se sale sin la patronal; un liderazgo compartido para salir de la crisis, que sea capaz de concentrar las energías de Asturias y de enfocarlas en ese objetivo que es la recuperación económica y la creación de empleo”.

Calidad de los servicios públicos e Industria
El candidato autonómico del PSOE también se refirió a la coincidencia en lo que respecta al “mantenimiento de la calidad de los servicios públicos, del Estado de bienestar”, cuestión, añadió, que “me parece fundamental” y en la que “Asturias es hoy un referente en la prestación de esos servicios en el seno del país”. “Y hemos hablado también de la industria, no porque consideremos que otros sectores tienen menos relevancia, que tienen mucha relevancia y en algunas zonas de Asturias son determinantes (...), sino porque todos sabemos que nuestro sistema productivo hay que enfocarlo cada vez más al exterior, que eso se hace fundamentalmente a través del aparato industrial, que hay que reordenar, que hay que mejorar en todos aquellos aspectos en los que ha quedado fundido por la crisis. Y en eso estamos en sintonía, en las políticas de carácter industrial por el efecto tractor que debe tener sobre el conjunto de la economía asturiana”, añadió.

Preguntado por los medios de comunicación sobre si ha ofrecido a los agentes sociales “una reedición del acuerdo social vigente en las últimas legislaturas”, Javier Fernández explicó:  “Ya transmití en varias ocasiones esa voluntad de llegar a un acuerdo que nos parece absolutamente indispensable. Será una reedición en la concertación, en los contenidos no será una reedición, porque tendrá que ser partiendo del análisis de la situación y de los recursos actuales y del futuro que podamos conseguir a medio plazo”.

Reforma de las pensiones
Preguntado también sobre si “la FSA y UGT están en sintonía en cuanto a la oposición a la jubilación a los 67 años”, Fernández señaló: “No. Yo nunca le he dicho a nadie que estoy en contra de la jubilación a los 67 años. Lo que sí he transmitido con absoluta claridad es que estoy en contra de la jubilación a los 67 años de manera indiscriminada. Es decir, sin tener en cuenta de qué trabajadores se trata. Creo que ése es un elemento determinante y así lo he trasladado a la hora de establecer el nuevo marco de la estructura de las pensiones, sobre lo que se está debatiendo, que se habla de la prolongación de la vida laboral y yo creo que lo determinante en ese aspecto sería saber qué profesiones, cuáles, qué tipo de actividad debe excluirse, a mi juicio muchas, de ese eventual aumento de la edad de jubilación”.