"Hay que modificar algunos aspectos de las políticas activas y servicios públicos de empleo"

Javier Fernández subraya en la Convención de Zaragoza el protagonismo de las comunidades en las reformas


El candidato socialista a la Presidencia de Asturias y secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, defendió las políticas activas de empleo, si bien apostó por modificaciones en algunos aspectos para mejorarlas. Lo hizo durante su intervención en la Convención Autonómica Socialista que se celebra en Zaragoza y donde ha participado en la mesa redonda sobre “Las Comunidades Autónomas en la nueva agenda social: Las políticas activas de empleo y los retos del nuevo mercado de trabajo”.

Javier Fernández, que destacó que la mayor preocupación de la ciudadanía hoy en España es el empleo y que ésa debe ser, y es, sin duda, la mayor preocupación de los socialistas, ha reflexionado sobre el papel de las comunidades autónomas en la generación de empleo y la utilización de los instrumentos con los que cuentan, entre ellos, las políticas activas de empleo. Hacerlo, añadió, exige partir de una consideración previa, que ninguna comunidad autónoma superará la crisis si no la supera el conjunto de la economía española. “Yo partiría de la idea de que aquí no hay salidas territoriales. España depende Europa y las comunidades autónomas dependen del crecimiento del conjunto del país”, señaló.

El candidato autonómico del PSOE comenzó por aclarar cuáles son los elementos determinantes de la última etapa expansiva de la economía española con los que no se puede contar. Explicó que como no volveremos a entrar en el euro, no podremos revisar nuestro tipo de cambio que fue muy favorable en el momento de la incorporación, que el crédito será más caro y menos abundante, que los precios de la energía estarán lejos de los quince dólares/barril de la etapa de Gobierno del PP, que los fondos estructurales y de cohesión disminuyen o que los 25.000 millones de euros -de hace doce o trece años-
procedentes de las privatizaciones no se repetirán.

Con estas restricciones, prosiguió, modificar una realidad tan compleja como la comprendida en un modelo de crecimiento no es un asunto sencillo ni de corto plazo. Por eso, añadió, “estamos donde teníamos que estar, haciendo reformas estructurales para salir adelante”. Y, ¿qué papel tienen las comunidades autónomas en esas reformas? “Un papel extraordinariamente importante”, concluyó Fernández.

El candidato socialista a la Presidencia de Asturias concretó el papel de las autonomías: en el aligeramiento vía reducción del déficit tal y como se está haciendo; en lo relativo al crédito, aunque quiero recordar que las autonomías gallega y madrileña recurrieron al Constitucional la Ley del FROB; también tienen un papel esencial en la modernización del aparato productivo, porque cuentan con las competencias de promoción económica, industrial y comercial; y, además, están las políticas activas de empleo, que no lo crean por sí mismas, pero que tienen un papel esencial que realizar. “Siempre que asumamos que no pueden ser las mismas de los últimos 20 años”, incidió.

Orientación, formación e intermediación
Javier Fernández explicó que la orientación es esencial y tiene que ser personalizada, adecuada a cada demandante y a su proyecto vital y profesional; que la formación es fundamental cuando se adapta a las necesidades de las empresas y de las personas; se refirió a los planes de empleo, tan útiles para quienes llevan años alejados del mercado laboral y necesitan recuperar hábitos laborales y adquirir competencias básicas que eviten caer en la exclusión; a las subvenciones a las contrataciones de las empresas y su papel de facilitar la contratación de colectivos con dificultades como las personas con discapacidad y a la necesidad de mejorar la intermediación laboral para conectar mejor la oferta y la demanda, los perfiles más adecuados para cada necesidad empresarial.

Y planteó además que los Servicios Públicos de Empleo deben dejar de ser administraciones burocráticas clásicas que administran colas y convertirse en entidades que movilicen todos los recursos del territorio para aumentar la empleabilidad de la población activa durante toda su vida laboral.

“Y, entre otras cosas, están las políticas activas de empleo y, entre otras cosas, la Educación, que es una de las armas más poderosas para esa salida de esa crisis de una manera sostenible, no sólo ya la excelencia universitaria, sino y seguramente sobre todo en la formación profesional. ¿Las políticas activas son necesarias? Lo son. ¿Deben ser como fueron hasta ahora? No. Hay que cambiar algunas cosas, en todo esto hay que actuar y también en los sistemas públicos de empleo, que son unos instrumentos que no pueden ser estructuras burócraticas que gestionen colas, sean colas de expedientes, de parados o de subvenciones si se puede decir así, sino que utilicen todos los instrumentos disponibles, que son muchos para movilizarlos, de tal manera que el conjunto de la población activa esté atendida a lo largo de toda su vida laboral buscando la empleabilidad, que es la palabra clave que tenemos que utilizar. Así que son muchas las fórmulas que tienen las Comunidades Autónomas, pero yo quiero deciros que, con todo, lo más importante y, sobre todo, ahora, cuando tanto se habla del Estado Autonómico, lo más importante es que exista un poder territorial cercano a la gente. Es decir, la economía ha conformado a lo largo de estos 30 años unos mercados electorales muy duros y que van siéndolo más a medida que se debilita el voto ideológico. La dinámica gasto, inversión, eficacia, es determinante. Y determinante el liderazgo que se puede ejercer con unos poderes territoriales, con unos gobiernos que están cerca de los problemas, que están cerca de la gente, que están cerca de los inversores, que saben del potencial endógeno y que pueden concitar al conjunto de los agentes sociales y económicos y todas esas energías volcarlas en un plan acordado que vaya hacia la recuperación”, explicó.

Sociedades más cohesionadas, seguras y habitables
Fernández incidió en lo referido a la prestación de servicios públicos de calidad, explicando que, “en Asturias, la provisión de los servicios públicos educativo y sanitario es fundamental y los asturianos están satisfechos y quieren que siga siendo así”. “Los socialistas asturianos también, porque queremos que cada vez haya en nuestra tierra más mentes innovadoras, investigadoras, más emprendedores..... Mentes y cuerpos van asociados y nosotros creemos que cuerpo y mente juntos prefieren  innovar, investigar o emprender en sociedades con una provisión pública de servicios de calidad. Porque son más cohesionadas, más seguras, más humanas, más habitables, más vivibles.....”, concluyó.