"Hay que dejar el pesimismo para otro momento"

COMITÉ AUTONÓMICO

Javier Fernández apuesta ante el Comité Autonómico por centrarse en la creación de empleo y critica la "agresión" a Asturias del presidente de la Xunta


El secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, agradeció ante el Comité Autonómico de los socialistas asturianos el respaldo a su candidatura para las próximas Elecciones Autonómicas. “A partir de ahora estamos entrando en el tiempo de los socialistas con la gente, en la calle, hablándole a la gente de sanidad, educación, servicios sociales, bienestar, equidad, redistribución, de lo que tiene que hablar un partido socialdemócrata”, aseguró. “Y también de competitividad, buena gestión, eficacia, que es lo que tiene que decir un partido de gobierno como el nuestro”.

Javier Fernández reiteró la prioridad de los socialistas, “generar empleo de calidad para los hombres y mujeres de Asturias”. “Salir de la crisis y generar empleo no son dos asuntos, es uno”, explicó.

“Asturias no es la Comunidad problema de hace unos años, es una comunidad como el resto. No es la comunidad del pesimismo. Estamos en una situación mejor que otras comunidades para aprovechar la salida de la crisis”, reclamó. “Tenemos una estructura económica más diversificada, más moderna, que hay que diversificar más y modernizar más. No estamos aislados: hay unas comunicaciones modernas que hay que culminar. Y tenemos una posibilidad de crecer en calidad, en servicios públicos, en medio ambiente, en la gestión y entramado institucional…”. Para lograr esos retos, pidió “corresponsabilidad y sacrificios de todos. No va a ser fácil, y se necesita un partido para llevarlo a cabo, serio y al servicio de los ciudadanos. No hay ninguna otra organización en Asturias que pueda hacerlo”, reivindicó Fernández.
Javier Fernández aseguró que el PP no puede afrontar esa tarea, “no porque sea incapaz de gobernarse, sino porque no tiene un discurso para Asturias”.

El secretario general de los socialistas asturianos se refirió también al proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que parte de un recorte de cinco puntos en relación al PIB. “Los asturianos seguimos manteniendo la inversión directa por encima de nuestra participación en la economía y de nuestra población”, explicó, y pidió dejar “el pesimismo para otro momento”.

Fernández habló también del Partido Popular, del que dijo que no le interesa debatir sobre ideas. “Mantienen sus ideas en la clandestinidad, tienen problemas de identidad”. El candidato del PSOE asegura que existe “una tensión entre la naturaleza de un partido neoliberal y la máscara del diálogo social. Con esa esquizofrenia puedo entender que algún militante haya trasladado su ficha a Madrid, porque Esperanza Aguirre no tiene complejos para privatizar la sanidad, para no aplicar la Ley de Dependencia, para demonizar a los sindicatos, o apoyar a la extrema derecha mediática o para manipular hasta la náusea”. Javier Fernández considera que “ese es el PP en su esencia, pero ese discurso no lo pueden hacer en Asturias”.

“Para nosotros el diálogo social no es una táctica, ni siquiera una estrategia. Es una convicción”, reclamó Javier Fernández. “Para salir de la situación necesitamos a los empresarios, pero también a los sindicatos. Queremos contar con ellos, y que ellos cuenten con nosotros. Queremos su apoyo y su crítica. Y a los empresarios, hay que decirles que queremos que haya más. Que queremos fomentar la cultura de los emprendedores, prestigiar la figura de los empresarios. Y que ya no hay excusas, no hay más conflictos laborales, ni un predominio del sector público que impide la expansión empresarial, tenemos formación y vamos a hacer lo imposible por mejorar el marco de actividad”.

Otro de los asuntos a los que se refirió Javier Fernández es la evolución de la demografía, que calificó como “fenómeno inquietante”. “El problema no es sencillo, hay que asumir la complejidad”. Explicó que hay crecimientos de población que no se pueden dar en Asturias, como los producidos por la agricultura intensiva, el turismo de masas o la construcción. “Vamos a hacer un planteamiento que trascienda una legislatura, porque es un asunto de Estado en Asturias”, anticipó, y habló de medidas para los jóvenes, medidas que tienen que ver con la protección social, e incluso medidas fiscales. “Debemos plantear medidas sin demagogia, sin ser triunfalistas, que traspasen una legislatura”. Esas medidas, dijo, “estamos dispuestos a acordarlas con fuerzas políticas y sociales”.

Por último, Fernández se refirió a la situación de la minería del carbón. “Hemos escuchado mucha demagogia, la oposición frontal de las empresas y del PP en todas sus instancias menos en Asturias, que dicen que la culpa es de Zapatero”, dijo. “Pues ese Decreto no se hubiera aprobado sin la implicación directa del presidente del Gobierno”, reclamó.

Respecto al Reglamento de ayudas que debe garantizar que se sigan dando subvenciones a las minas, dijo que “tenemos pocos apoyos, pero los tenemos. Y el Gobierno de España está procurando tener más”, y mostró su esperanza en que “las ayudas se prorroguen”.

Javier Fernández cargó contra las actitudes insolidarias del Gobierno de la Xunta de Galicia. “Estuvieron consumiendo lignito pardo que contaminaba hasta la náusea, y lo explotaron hasta agotar los yacimientos”, explicó. “Como ahora tienen que parar un tiempo para que una industria nacional siga existiendo, el presidente de Galicia va a los tribunales: esa es la idea de España que tiene el PP. Tanto defienden a España pero provocan conflictos territoriales de los más amargos por una evidente falta de solidaridad interrterritorial y de lealtad al Gobierno”, aseguró. “Y lo hace un señor que se opone también a que Oviedo sea donde se clausure el año Jacobeo”, dijo en referencia a Alberto Núñez Feijóo. “No he escuchado una crítica desde el PP, debe ser en lo único que están de acuerdo, pero la próxima vez que venga debería pedir perdón a los asturianos por la agresión que se plantea desde el Gobierno de Galicia”.