"Hay que defender el alma rural de Asturias porque está en riesgo"

Fernández llama a la movilización de la mayoría social de progreso frente a una derecha "dividida, pero no frágil" que se unirá si suman lo necesario para gobernar


El candidato del PSOE a la Presidencia de Asturias, Javier Fernández, protagonizó en Luarca el primer mitin de la campaña electoral acompañado por el candidato de Valdés y actual alcalde, Juan Fernández Pereiro, y por Rosa Cañizares, miembro de la candidatura autonómica de los socialistas. Fernández advirtió que en la derecha asturiana “están divididos, pero no son frágiles” porque son menos, pero votan más. Reclamó asimismo a la derecha que diga que va a hacer si gobierna en asuntos como la Sanidad y que no oculte a los asturianos su verdadero programa, que discurre paralelo al que aplican en las comunidades donde han llegado al Ejecutivo como Madrid o Valencia.

"En la derecha están divididos, pero no son frágiles. Esto no está ganado. Está difícil porque si las derechas suman mayoría se van a unir, no tengáis ninguna duda. Se han separado por intereses y se van a unir otra vez por intereses si tienen una oportunidad. Ellos están movilizados hasta el último hombre, hasta el último reservista, todos. Y el gran drama de la derecha es que son menos, pero la gran ventaja es que votan más. Ellos no van a luchar por tener más votos, lo que hacen es desaminar para que nosotros tengamos menos (...) A la derecha le estamos diciendo que diga qué va a hacer si llega a gobernar, que es legítimo defender otro modelo, pero que lo digan a la gente, que no lo oculten (...) Porque no lo dicen, no dicen lo que quieren hacer por ejemplo con la Sanidad, pero luego, cuando gobiernan, lo hacen como ocurre en Valencia o en Madrid. Y nos dicen que estamos metiendo miedo con la Sanidad. No, yo no os pido a vosotros que vayáis a votar con miedo ni por miedo, pero lo que os pido es que no votéis a quien tenga miedo ahora de decir lo que va a hacer con la Sanidad mañana", explicó el candidato socialista.

Javier Fernández incidió en su llamamiento a la movilización: “Hay que votar y yo os pido vuestro voto. Pero os pido más, os pido que me ayudéis a que otros voten también (....) Quiero que con vuestra ayuda consigamos que la mayoría social de progreso, la mayoría de Asturias vote en la misma medida y en la misma proporción que lo va a hacer la minoría el día 22 y con eso tendremos Gobierno socialista en Asturias”.

Transparencia, humildad y eficacia
El candidato autonómico se refirió además a la necesidad de ser humildes y subrayó que una de las diferencias entre los socialistas y los conservadores es la capacidad del PSOE para reconocer errores. “Ser humilde es fundamental. La humildad en la vida. Pero más cuando estás en los gobiernos. La humildad. Porque es la única manera de reconocer errores, de reconocer que a veces nos equivocamos. Ser humilde es la única forma de hacer autocrítica de verdad y cuando tú reconoces errores, cuando los reconoces, lo que estás evitando es volver a repetirlos. Tendrás errores nuevos, pero no vas a repetir los antiguos. Eso lo hacen otros, los soberbios. Y los soberbios no están aquí, los soberbios no están en este partido (...) Transparencia, humildad y eficacia. Eso es lo que yo pido a un Gobierno socialista en Asturias”, señaló.

Javier Fernández se refirió también con énfasis a los problemas de las alas de la región y destacó que “lo primero” que han querido plantear los socialistas en relación al programa electoral ha sido lo que concierne a la ruralidad asturiana. Porque, añadió, Asturias tiene tradición industrial, cultura urbana, pero tiene alma rural. “Y hay que defender el alma rural de Asturias, porque está en riesgo, es verdad”, explicó.

El candidato socialista reiteró su apuesta por el campo asturiano, por el mantenimiento de la base agraria y ganadera de la región, a la vez que planteó la necesidad de seguir incidiendo en la diversificación económica de las zonas rurales con iniciativas generadoras de empleo que permitan avanzar también en el objetivo de fijar la población. En este sentido, abogó por poner en marcha una nueva generación de políticas de reequilibrio territorial.