"Hasta la aprobación de la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, nadie se había dado cuenta de la muerte civil del colectivo"

Carmen Eva Pérez Ordieres reprocha a Foro que pida más proyectos educativos contra la discriminación cuando "sus socios de confluencia eliminaron Educación para la Ciudadanía"


La diputada, Carmen Eva Pérez Ordieres, ha subrayado hoy, en el Pleno de la Junta General, la apuesta por el reconocimiento en la igualdad de derechos que supuso la entrada en vigor, en el año 2006, de la Ley 13/2005 que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, "un derecho que ahora forma parte del patrimonio de todos y todas y que impulsó un gobierno socialista. Ahora, afortunadamente, ya no hay marcha atrás, pero quiero recordarles que, cuando se aprobó esa ley, se aprobó con 183 votos a favor, 136 en contra y cuatro abstenciones. ¿Verdad que no era tan sencillo?". Carmen Eva Pérez ha intervenido esta mañana en el debate en el Pleno de la Junta General de una iniciativa que tiene por objeto la protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género. El Grupo Socialista votó favorablemente a esta proposición no de ley que ha quedado aprobada.

"Llega un momento en que lo importante no es lo que decimos, las manifestaciones a las que acudimos o las banderas en las que nos envolvemos, sino lo que realmente estamos dispuestos a hacer. En esta materia de reconocimiento de derechos que debe quedar fuera de cualquier afán partidista, nadie con conciencia democrática va a negar un derecho como la igualdad, independientemente de la orientación sexual. Pero lo que sí se hace en muchas ocasiones es condenar a la muerte civil a aquellos colectivos a los que directamente no les permitimos remover los obstáculos que les impiden alcanzar esa igualdad", ha expuesto Carmen Eva Pérez.

La diputada ha rememorado "la muerte civil" en la que un colectivo, el de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, vivió durante décadas a pesar de que la Constitución de 1978 reconocía ya el derecho al matrimonio, “ y en ningún momento decía que el matrimonio podía únicamente contraerse entre personas de distinto sexo. Simplemente reconocía el derecho de los españoles y españolas a contraerlo y remitía su desarrollo a una ley posterior”, ha precisado Carmen Eva Pérez.

"Durante 20 años nadie se dio cuenta que había un sector de la población que estaba muerto civilmente porque no tenía acceso a la institución matrimonial. Fue en el año 2006 cuando un presidente del Gobierno entendió que, efectivamente, luchar por la igualdad de este colectivo es remover todas aquellas injusticias que les impide alcanzar la plenitud en el ejercicio de sus derechos. Porque el matrimonio no sólo representa un proyecto de vida en común. También tiene unos efectos económicos y patrimoniales que se les estaban negando a un sector de la población. Ahora ese derecho forma parte del patrimonio de todos nosotros y nosotras y ahora, afortunadamente, ya no hay marcha atrás. Ahora parece tan fácil, pero, quiero recordarles, que cuando se aprobó esa ley se aprobó con 183 votos a favor, 136 en contra y cuatro abstenciones. ¿Verdad que no era tan sencillo?", se ha preguntado la diputada.

Carmen Eva Pérez ha recordado a la portavoz de Foro, que solicitaba en el debate plenario que se llevasen a cabo labores educativas para que enraizase el respeto hacia las parejas del mismo sexo, que "el módulo que más carga tenía en materia de educación para la igualdad, en materia la superación de trabas de todo tipo, era la asignatura de Educación para la Ciudadanía. A esos socios con los que usted converge a las elecciones –en alusión al Partido Popular- les molestaba el ‘adoctrinamiento’, decían que se podría hacer en el uso de este módulo educativo".

La diputada ha alertado de que "con iniciativas de este tipo se corra el riesgo de caer en la aprobación de un texto con muy poco carácter efectivo, sólo reivindicativo y sin la eficacia que, se presupone, ha de tener la tramitación parlamentaria".