El Grupo Socialista rechaza el cierre de Chupa Chups en Villamayor y da su apoyo a los trabajadores

La Junta pedirá al Gobierno regional que haga todo lo posible para evitar la clausura de la factoría de Piloña


Adriana Lastra y Alfonso Rey, diputados por la circunscripción oriental, y Benigno Enríquez y Luis Ángel Colunga, portavoces de Industria del Grupo Socialista, han manifestado su apoyo a los trabajadores de la fábrica de Chupa Chups en Villamayor y su rechazo al cierre de la factoría tras el encuentro mantenido en la Junta entre los miembros del comité de empresa y representantes de todos los grupos parlamentarios.

 

El parlamentario Luis Ángel Colunga señaló que del encuentro sale el acuerdo unánime de los grupos de que la Junta “apoya totalmente todo lo que hagan los sindicatos y el comité de empresa”. “ Estamos en contra del planteamiento del cierre de la compañía, que nos sorprendió también como a los trabajadores y a sus representantes; estamos ante un proceso que nos parece muy poco limpio, porque después de hacer un convenio colectivo y no hablar absolutamente nada, aparecen quince días más tarde con un expediente de cierre”, explicó Colunga. Añadió que, por otro lado, dicho expediente, se está presentando “mediante unos intermediarios, un bufete de abogados” y no concretamente a través de la dirección de la multinacional.

 

El diputado socialista explicó también que por parte de la empresa  se “están presentando unos datos con los que no nos dicen el motivo del cierre, porque son datos globales de la compañía, no datos de la fábrica de Villamayor que, por lo que sabemos, es más competitiva, más productiva que el resto de fábricas o que la fábrica que quieren mantener y potenciar”. Colunga señaló asimismo que se instará al Gobierno regional a que “dificulte” en todo lo posible las intenciones de la empresa de cerrar la fábrica de Villamayor y a que “haga todo lo que tenga que hacer para que no cierre”. Del mismo modo, el parlamentario incidió en que también se pedirá al Ejecutivo autonómico que plantee a la dirección que rectifique y que “si necesita apoyo de todo tipo para continuar la actividad o para mejorar o incrementar la producción que va a tenerlo desde el Principado de Asturias”.

 

Tras el encuentro con los representantes de los trabajadores, se produjo un acuerdo de los portavoces de los tres grupos parlamentarios que ha quedado plasmado en una resolución en la que se manifiesta el respaldo del Parlamento a la plantilla de Villamayor, “brindándoles cuantos medios estén a nuestro alcance para ayudar a evitar el anunciado cierre” y se expresa el rechazo a la clausura anunciada, “carente de fundamento

y justificación alguna”. Se exige también una rectificación de la empresa y se plantea instar al Gobierno del Principado a que “utilice todos los mecanismos y resortes a su alcance para evitar que el cierre se produzca”.