El Grupo Socialista apela al consenso, a la estabilidad de las instituciones y a la defensa del Estado del bienestar

Lastra señala a la política como garante de "los servicios públicos que definen nuestra calidad de vida"

 

El portavoz socialista en la Junta General, Fernando Lastra, apeló a la necesidad de consensos, a la de dar estabilidad a las instituciones y prestigiarlas, y realizó una defensa del Estado de bienestar durante su intervención en el Pleno institucional celebrado en el Parlamento asturiano con motivo del Día de Asturias.

“Hemos construido en el Principado un ámbito de convivencia política con instituciones que merecen ser prestigiadas y legitimadas, que son genuinamente representativas de las aspiraciones políticas y sociales de los asturianos, mejorables… sin duda, pero adecuadas al fin para el que han sido establecidas, que no es otro que garantizar la representación y autogobierno de los asturianos en el marco de la Constitución española (...) Nosotros nunca hemos estado por la deslegitimación del modelo de Estado, ni por la demolición del modelo de sociedad creado por el avance democrático, con la tenacidad de todos aquellos que lucharon para lograr el Estado social y de derecho que conforma el denominado estado del bienestar”, señaló.

En la intervención de Lastra hubo referencias a los servicios públicos y a que es la política la que puede defender su mantenimiento: “Hay que decirle a los asturianos que se puede confiar en la política y que la política es la solución para defender los servicios públicos que definen nuestra calidad de vida. Y que de la política depende que sean sostenibles, eficientes y de calidad, y que para nosotros no es suficiente la obligación de que sean públicos y universales sino que, además, funcionen bien, recordando que no se financian con déficit sino con impuestos, en un sistema fiscal justo, transparente y progresivo”.

Objetivos comunes

El portavoz socialista subrayó que la confrontación democrática entre proyectos políticos distintos y alternativos es legítima, pero añadió que “en un democracia parlamentaria como la nuestra siempre –pero más cuando se carece de mayoría suficiente para llevar a cabo una propuesta de gobierno de manera independiente- es obligado el acuerdo que concede la estabilidad que necesita la gobernabilidad y que ese acuerdo se logra preferentemente con quien se comparte afinidad programática o ideológica, siendo obligado el esfuerzo para lograrlo ante la importancia de los intereses generales a salvaguardar”.

Se refirió asimismo a que “deberíamos saber que hay más ventajas en el esfuerzo por lograr la unidad y el acuerdo acerca de objetivos comunes que en la confrontación”. “Nos encontramos ante esta encrucijada: tratar de encontrar el tono, el pulso que concite la unión, interpretar con certeza los problemas de nuestro tiempo y, más aún, acertar con las respuestas que requieren estos problemas”, explicó.

Logros colectivos

Lastra felicitó a los galardonados y realizó también una reflexión sobre el Día de Asturias, ya que, señaló, “hay distintas opiniones, siempre las ha habido, sobre la orientación de este día, la fiesta de los asturianos –de los de dentro y de los de fuera de Asturias-, si es o debe ser ocasión para la reivindicación, si debe tener más o menos contenido identitario, aún cuando la identidad suele necesitar acuerdo acerca de su significado”.

“En el presente, si algo merece la pena resaltar creo que es aquello que todos nosotros podemos reconocer como logro colectivo de los asturianos, muy alejado y distinto ideológicamente de ciertas pretensiones elitistas que suelen reducirse a la atribución personalizada del mérito que, más bien, suele esconder la aspiración –muchas veces inconfesable- de pertenecer a ese olimpo particular de la asturianía que concede el derecho a retrato en la pared”, concluyó el portavoz socialista.