La FSA-PSOE culpa a la derecha del Oriente de abocar al cierre a la Mancomunidad


La actuación de los representantes de Foro y PP en la Mancomunidad del Oriente, al presentar su dimisión de los puestos de dirección del órgano supramunicipal y hacer dejación de sus responsabilidades, han "dinamitado" una entidad supramunicipal que durante 25 años había sido "una bandera" de gestión de los socialistas. El secretario de Organización de la FSA-PSOE y la secretaria de Política Municipal acusan a los partidos de la derecha del Oriente de Asturias de "abocar al cierre y a la disolución a la entidad". Jesús Gutiérrez y Adriana Lastra respaldan al alcalde de Parres, Marcos Gutiérrez, que asumirá "por responsabilidad" la presidencia de la Mancomunidad tras la dimisión de la presidenta, Verónica Blanco (Foro), y del vicepresidente primero, José Manuel Fernández (PP). Para la FSA-PSOE, la decisión de estos partidos denota "irresponsabilidad", "dejación" y se trata de unas "dimisiones premeditadas".

La Federación Socialista Asturiana lamenta que, desde que hace año y medio Foro y PP se unieron para arrebatar a los socialistas la gestión de la Mancomunidad, no hayan ocurrido más que "un rosario de desgracias". En este sentido, la salida de la entidad supramunicipal de ayuntamientos como Ponga y Cabrales, ambos gobernados por Foro, junto a las recientes dimisiones "hacen inviable", a juicio de la FSA-PSOE, el futuro de la Mancomunidad. Además, al no asumir responsabilidades, los partidos de la derecha "han dejado morir" una entidad que "en los 25 años anteriores, gobernada por los socialistas, siempre funcionó con normalidad y era reconocida y apreciada por los ciudadanos".

La FSA-PSOE se pregunta sí los partidos de la derecha del Oriente "han calculado" las consecuencias que tendrán para los ciudadanos la pérdida de los servicios que presta la Mancomunidad cuando se consume la disolución, un proceso que se prevé que será "largo y complejo".