"Frente al modelo de contrarreformas en la Justicia de Gallardón, el PSOE ofrece en Asturias un pacto con los operadores judiciales"


El consejero de Presidencia del Gobierno socialista de Asturias, Guillermo Martínez, aprovechó las jornadas sobre "La Justicia, pieza clave de la democracia", que la FSA-PSOE organizó en la Casa del Pueblo de Gijón, para remarcar las diferencias entre el modelo de Justicia del Gobierno de España y el que impulsa el Principado. Así, Martínez contrapuso el modelo de Asturias, que apuesta por una Justicia "más ágil, eficiente, de calidad y más cercana a la ciudadanía frente al modelo excluyente de la Justicia del ministro Gallardón, que ha impulsado 10 reformas legales y todas son contrarreformas". Un modelo "regresivo", asegura el consejero, "con el que no estamos de acuerdo".

En el repaso a la reformas judiciales, Martínez, criticó la ley de tasas judiciales "por su afán recaudatorio y el efecto disuasorio en los ciudadanos", así como la asistencia jurídica gratuita "en la que el Estado legisla y las comunidades autónomas pagamos, así que vamos a tener más gasto ante un incumplimiento del Gobierno de España" al no haber vinculado el incremento de la tasa con un aumento en la financiación

Además, el consejero de Presidencia explicó en la jornada sobre Justicia su rechazo a la reforma de la ley del aborto y al tratamiento de la violencia de género en la reforma del Código Penal. No olvidó tampoco criticar la eliminación de los juzgados de paz, el servicio judicial más cercano a los ciudadanos en municipios de menos de 7.000 habitantes y para los que el Gobierno socialista de Javier Fernández ha destinado este año una partida de 142.000 euros.

Ante esta situación de "afán de contrarreforma" en la Justicia, frente a "un modelo que no consensúa, un modelo de regresión de derechos y libertades que no sabemos dónde vamos a parar", aseguró Martínez, "en Asturias apostamos por un modelo diferente, una reforma que parta de pactos y de acuerdos mínimos con los operadores judiciales".

El Gobierno de Asturias, según Martínez, quiere aprovechar el momento en que se cumplen siete años de los traspasos en materia de Justicia en Asturias "para hacer una reflexión y una nueva propuesta, elaborar un documento consensuado con todos los operadores judiciales que suponga la hoja de la Justicia de futuro en Asturias".
Asimismo, durante las jornadas, el consejero puso a Gijón como "ejemplo de la modernización de la Justicia". Martínez destacó que en el Principado, donde se han modernizado un tercio de las infraestructuras judiciales desde el traspaso de la Justicia, "el Palacio de Justicia de Gijón, en el que estamos embarcados en el traslado de 385 funcionarios de cuatro lugares distintos, es el símbolo" de la nueva Justicia en Asturias.

Julio Villarrubia, por su parte, cargó contra todas las contrarreformas en educación, reforma local y también contra la reforma de la Justicia, de la que dijo que "supone una pérdida de la calidad democrática por la privación de derechos y libertades". Una reforma, añadió el portavoz socialista de Justicia en el Congreso, de "tintes ideológicos•" en la que el Gobierno del PP busca "el contro de la Justicia y eliminar la independencia del Consejo del Poder Judicial".

En las jornadas también participó el secretario del PSOE de Gijón, Santiago Martínez Argüelles, que también criticó la reforma en la Justicia. En la mesa redonda sobre los cambios legislativos y su impacto democrático y social, moderada por la diputada socialista Judit Flórez, participaron Julio Villarrubia, José Luis Villaverde, director general de Justicia, y Leopoldo Tolívar, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo. La secretaria de Economía, Empleo y Sostenibilidad de la FSA-PSOE, María Luisa Carcedo fue la encargada de presentar las conclusiones de la jornada.