Pedro Sánchez. "En las elecciones del 21-D en Cataluña ganaremos los que queremos la concordia y la convivencia"

El secretario general invoca el internacionalismo "porque no hay ninguna bandera de izquierdas en el independentismo" y compromete el apoyo del PSOE "al carbón autóctono y a las cuencas mineras"




Pedro Sánchez, en un discurso muy pegado a la actualidad, centró hoy su intervención en la Fiesta de la Rosa en la situación política de Cataluña. "Mirando a Cataluña, después de meses de angustia", dijo, "las elecciones del próximo 21-D aportan esperanza. Somos más los que queremos la concordia y estoy seguro que ganaremos los que vamos a favor de la convivencia, aquellos que no nos enfrentamos contra nadie. Desde el PSOE y desde el PSC queremos trasladar que vamos a trabajar porque gane la concordia", comprometió el secretario general del PSOE en el acto de celebración del 125 aniversario de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo.

Tras explicitar a Adrián Barbón "el compromiso de la Ejecutiva Federal y el mío propio para revalidad la mayoría en Asturias en 2019", el líder del PSOE hizo "un agradecimiento al trabajo que hizo Javier como secretario general y el que está haciendo como presidente del Principado", así como a Wenceslao López por "haber recuperado el socialismo asturiano para la izquierda en un símbolo como es el Ayuntamiento de Oviedo".

Sánchez hizo guiños a la historia del socialismo asturiano y destacó "el compromiso y la entrega en una tierra que, durante la dictadura, probablemente pagó más que ninguna otra en España", y citó a Manuel Vigil, Pura Tomás "o socialistas que vinieron de otras regiones como Javier Bueno". "Un ejercicio de orgullo" que hizo extensivo a la FSA por mantener sus siglas y, "coherentes con esa identidad, acabáis de elegir a Adrián, criado en la mejor escuela del socialismo en las cuencas, que va a ser capaz de orientar a la FSA a las nuevas ideas".

Frente a la deriva soberanista, Pedro Sánchez quiso "reivindicar el internacionalismo", convencido de que "los problemas no terminan en las fronteras" y de que los socialistas creen que "la única forma de luchar contra los desafíos globales, con la desigualdad a la cabeza, es participando y compartiendo soberanías formando parte de foros capaces como las instituciones europeas o las multilaterales". "Invoco el internacionalismo porque no hay ninguna bandera de izquierdas en el independentismo, en las viejas fronteras que creíamos superadas", sentenció.

Tras denunciar que "los trabajadores catalanes son los damnificados de este debate identitario", el secretario general ha aseverado que "el secesionismo traicionó al catalanismo, que colaboró con la modernización de España y que logró el mayor nivel de autogobierno".

Frente al secesionismo, Pedro Sánchez pidió dar prioridad a la lucha contra la dependencia, la igualdad o las libertades civiles, "porque ésas sí son banderas de izquierda y las tenemos que abrazar".

"Nadie nos va a poder reprochar a los socialistas el compromiso con la idea de España desde la izquierda que no tiene complejos en mencionar su nombre", dijo en otro momento de su intervención en la que defendió "la defensa de los valores constitucionales sin renunciar a la necesidad de reforma de la Constitución".

Finalmente, en otro guiño a los socialistas asturianos, Sánchez enfatizó. "Siempre que venga a Asturias lo diré: estamos comprometidos con las cuencas mineras, con el carbón autóctono y con que se articule un gran pacto nacional de la energía que incorpore también al carbón autóctono porque está plasmado en las resoluciones del 39 Congreso, con la transición justa hacia 2050".

La intervención de Adrián Barbón, por su parte, fue un canto al reconocimiento a la historia de los socialistas asturianos. Así, citó a Rafael Fernández cuando recordaba la casa socialista en ubicada en su día en la C/ Altamira 4, "y 125 años después no tenemos mejor forma de homenajear a los compañeros de Altamira que hacer lo mismo que hacían ellos".

Tras agradecer a Pedro Sánchez que, "como siempre que adquirió un compromiso conmigo, lo cumplió, y haya venido de nuevo a Asturias para celebrar nuestra historia", el secretario general de la FSA-PSOE recordó a "los hombres y mujeres que en marzo de 1892 pusieron en pie esta Agrupación de Oviedo". "Somos una Federación cargada de historia y qué orgullo que se llame así, que no hayamos renunciado a nuestro nombre". Tampoco dejó Barbón de reconocer: "Qué orgullo sentir y saber que con 125 años de historia tenemos un alcalde socialista en Oviedo, que se llama Wenceslao López. Ésa es nuestra historia".

Barbón: "Somos historia viva y nos sentimos orgullosos"
Citó también a Emilio Llaneza, Pablo García y Emilio Barbón para "reivindicar que somos historia viva y nos sentimos orgullosos para seguir aprendiendo".

"Gobernamos Asturias y lo estamos haciendo bien", explicitó Barbón en su intervención, "y estamos haciendo una magnifica labor con Javier Fernández, nuestro presidente y antiguo secretario general", presente en el acto de conmemoración de los 125 años de la AMSO.

Finalmente, defendió la necesidad "del cambio" en la FSA-PSOE, "un camino que debemos recorrer en el mercado laboral, en la desigualdad de las mujeres y los jóvenes, porque la FSA quiere rejuvenecerse, necesitamos abrir nuestras puertas para que más jóvenes formen parte de ella". Tampoco olvidó apostar por el diálogo porque "la incapacidad de acordar de la izquierda solo conduce a un camino: a que nos adelante la derecha".

Wenceslao López, tras lo sucedido en Cataluña, enfatizó que "hoy es un día para estar orgullosos del PSOE y para presumir de nuestras raíces". Unas raíces de 125 años, una historia que se inició a principios de 1892, con una visita de Pablo Iglesias en El Fontán. Así comenzó la andadura de la AMSO, con Joaquín Junquera como presidente de la Agrupación y Santiago Seara como secretario, "que merecen una mención especial".

El secretario general de la AMSO, tras reconocer que "solo queda el PSOE de los partidos que en 1978 fueron los padres de la Constitución", ha defendido que "la AMSO ha sabido adaptarse y ahora está en un gobierno multicolor para poner las personas por delante del hormigón", y destacar que "debemos saber adaptarnos a la diversidad política".