"Estoy dispuesto a asumir la responsabilidad de que Asturias tenga gobierno después del 25M"

Javier Fernández asegura que el PP "se ha quitado la máscara" al aprobar medidas "antisociales y profundamente ideológicas" como la reforma laboral o el "hachazo" a los fondos mineros


Un partido "cohesionado, sensato y serio" que dará a Asturias "un gobierno solvente" a partir del 25 de marzo. Con esta garantía se refirió al Partido Socialista el secretario general de la FSA y candidato a la Presidencia del Principado, Javier Fernández, tras finalizar el primer Consejo Territorial de PSOE celebrado en Oviedo y que contó con la participación del secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba; y los secretarios generales de las distintas federaciones, entre otros.


"Cuando la crisis arrecia, las dificultades son mayores, hay incertidumbre sobre el futuro y el sistema productivo está en problemas, la gente, en buena lógica, debería tener un gobierno de referencia y no lo ve. Porque lo que hubo hasta ahora es una broma. Por ello, toma más valor ver la sensatez de una organización como el Partido Socialista que está dispuesto a asumir la responsabilidad de que, por fin, Asturias tenga gobierno después del 25M", afirmó Fernández. 


Para el candidato socialista, "la máscara del PP ya no existe, han enseñado su auténtico rostro con medidas que afectan directamente a Asturias", dijo refiriéndose al "hachazo" asestado a los Fondos Mineros y a otras que afectan al conjunto de España como la reforma laboral, "medidas claramente antisociales y profundamente ideológicas". Por eso, "los ciudadanos tienen que ser conscientes de que somos el único partido capaz de mantener la relación entre eficiencia económica y protección social a partir del 25 de marzo".


La solvencia de Javier Fernández fue alabada por Rubalcaba: "Tenemos un buen candidato que ha hecho una magnifica lista y tiene un buen programa electoral y el apoyo mayoritario de nuestro partido".


Frente a esto, comparó, "tenemos una derecha que lo que ha hecho, y no es la primera vez en su historia sino la segunda, es poner sus intereses, sus luchas fratricidas, sus odios, sus amores, por encima de los intereses de los asturianos. Es dificilísimo de explicar, sino imposible, que en la situación de crisis que vivimos, a los 10 meses de convocar elecciones, se convoquen otras porque la derecha no se entiende. Lo único que se entiende es que a la derecha le importa muy poco Asturias y espero que eso los asturianos lo tengan en cuenta a la hora de votar", concluyó.