"Escuchar es lo más importante para un político"

Javier Fernández afirma que los socialistas tienen un proyecto que "es para la gente y por eso la gente tiene mucho que decir en él"


“Lo más importante para un político es escuchar” y los socialistas tienen “un proyecto para la gente y por eso la gente tiene mucho que decir en él”. Ambas afirmaciones fueron hechas por el secretario general de la FSA-PSOE y candidato autonómico, durante su intervención en las jornadas sobre Gobierno Abierto celebradas en Oviedo y en cuyo marco fue presentada la página web de Javier Fernández.

Fernández se refirió a que las nuevas tecnologías “han cambiado nuestra manera de producir, nuestra forma de trabajar , nuestros hábitos de consumo y estas específicas, las de comunicación, también nuestra manera de relacionarnos, de localizarnos y de proponernos”.  Y valoró de forma positiva el uso de éstas puesto que suponen un modo de trasladar ideas y proyectos a los ciudadanos y de recibir los suyos, si bien incidió en su concepción de este tipo de herramientas. A su juicio, al margen de consideraciones sobre elementos de marketing político, “de lo que estamos hablando ahora es de otra cosa, hablamos de la gente, de generar una relación abierta, de proponer, de recibir respuesta (…) Pero sobre todo, lo que pienso es que es una oportunidad de cercanía a la gente, es la mejor manera de tener un puerta a puerta, o de tener muchos puerta a puerta. Es una forma también de tratamiento individualizado (…) de eliminar trabas, jerarquías, entre los interlocutores (…) Por supuesto, tampoco deben suponer el monopolio de nuestra relación con la gente, porque quiero estar en la proximidad de la gente, quiero tocar y ser tocado -espero que se me entienda bien- y conocer y que se me conozca, y desde luego patear la calle”.

Javier Fernández, que se mostró “convencido” de la necesidad de ser activos en lo que respecta al uso de los instrumentos y herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías, señaló que “hay un factor que me parece que tenemos que destacar de una manera determinante y son las posibilidades que tenemos a través de ese diálogo abierto con la gente de combatir a los simplificadores”. Subrayó que uno de los problemas a los que se enfrenta la política es “a la simplificación que se hace de ella, a la demagogia”, a la propuesta de soluciones fáciles ante problemas que, en realidad, son muy complejos. Y añadió que debe explicarse a los ciudadanos “la complejidad frente a la tentación permanente de la derecha, que es la simplificación y el populismo”.

Puso como ejemplo el hecho de que, ante la crisis económica, la derecha diga que la situación es producto de las decisiones de Zapatero o que tenemos problemas muy serios de endeudamiento por lo que ha hecho el Gobierno socialista de España.  “Y ante eso, tenemos que explicar que esto tiene el origen en el fracaso intelectual de lo que decía y dice aún la teoría económica dominante (…)Y que el Gobierno socialista de España tenía una deuda moderada y quien estaba endeudado de verdad eran sobre todo los bancos y también las empresas y las familias. Y fueron esos desequilibrios privados los que originaron luego la necesidad de desequilibrios públicos (…)”, señaló Fernández.

Propuestas para Asturias
Tras incidir en que hay que “combatir” la simplificación y la demagogia, se refirió al Principado. “Y aquí, en Asturias, nosotros, ¿por qué apostamos? Estamos apostando por el empleo, lo hemos dicho, hoy lo reafirmo aquí en estas jornadas y en la presentación de esta página web. Apostamos por el empleo, porque todos los ciudadanos, hombres y mujeres de Asturias, tengan la oportunidad de socializarse en un puesto de trabajo de calidad. Ahora, ¿eso es sencillo? No, es complejo, es difícil. Y lo decimos, y exige sacrificios de todos y exige también articular el corto, el medio y el largo plazo en política. Hay que cambiar el modo de producir, hay que cambiar nuestro modelo productivo, nuestro patrón de crecimiento. ¿Y eso es fácil? No, eso es difícil. Y hay que apoyarse previamente en lo que hay -en lo que hay que, por cierto ha cambiado y se ha dinamizado mucho en los últimos años,- y hay que impulsarlo, y hay que explotarlo y hay que exprimirlo y hay que modernizarlo. Y hay que orientar nuestro aparato productivo más todavía hacia el exterior, tener más imagen de marca, y más intangibles, y, por supuesto, más productividad, que la tenemos en determinados sectores (…)”, explicó.

Fortalezas y debilidades
El candidato autonómico del PSOE subrayó que “todo eso hay que explicarlo, porque es además el momento de abrir debates, no de cerrarlos. Y decir dónde estábamos, de dónde venimos y a dónde queremos ir. Y cuáles son nuestras fortalezas y cuáles son nuestras insuficiencias y nuestras debilidades, que las tenemos”.

Javier Fernández enumeró las fortalezas: “Las tenemos,  porque hay cultura industrial, porque hay una tradición de acuerdo con  los agentes sociales y económicos que no tienen otros lugares, porque tenemos un área central donde se dan economías de aglomeración, porque tenemos empresas que son muy dinámicas en Asturias, porque tenemos una Educación mejor que la mayor parte de España y es una ventaja comparativa que tenemos que explotar y convertir esa inteligencia en empleo”.

Y también enumeró problemas: “Y tenemos deficiencias. Sí, claro que las tenemos. Tenemos una tasa de actividad muy baja, tenemos un problema demográfico que hay que combatir (…), tenemos menos empresarios de los que queremos y tenemos empresas demasiado atomizadas (…)”

“Toda esta complejidad necesita de todos los instrumentos para poder explicarla”, añadió, y entre esos instrumentos citó “aquellos en los que podemos tener interacción con los ciudadanos”. A su juicio, la política “no se va a redimir -y ahora está pasando por horas bajas- hasta que no pierda el miedo a la complejidad”.

Transparencia en la política
“Y, además, redimir la política es fundamental en este momento en el que está, reconozcámoslo, en horas tan bajas, en momentos que escuchamos de la existencia de tramas político-empresariales oscuras y en fin, parece que la política está relacionada con un mundo subterráneo, opaco, donde se dan las transacciones más inconfesables (…) Eso hay que combatirlo. Combatirlo prestigiando la política y a los políticos. Porque sino a lo que afectaremos será a las instituciones a las que los políticos decimos representar. Y la mejor manera de hacerlo es con transparencia. Hay que combatir todo eso fundamentalmente con transparencia. La transparencia es la mejor manera de hacerlo y por eso cuando hablamos de gobierno abierto y hablamos de transparencia, hablamos de una relación directa de la gente que da su confianza a los gobiernos y a los políticos a cambio de supervisar y de controlar, de tener capacidad de escrutinio sobre lo que están haciendo, en una especie de control a cambio de confianza (…) Nosotros decimos que eso, la transparencia, es un deber de los gobiernos y eso es algo que hacen los socialistas. Porque además de ser obligación,  nosotros no tenemos nada que ocultar. Y eso lo digo aquí y lo enfatizo sin ponernos de ejemplo para nadie, pero no tenemos nada que ocultar (…) Todas estas tecnologías, esta manera de interactuar con la gente, podemos utilizarla para reivindicar la política en este momento. Y, por supuesto, también la web del candidato, que abre ventanas, abierta a la gente de una manera directa de relacionarme con los ciudadanos, de proponer y de que ellos propongan. Porque el que tenemos es un proyecto para la gente y por eso la gente tiene también mucho que decir en él (…)Los socialistas hemos estado siempre, siempre, en la calle, mirando y escuchando. Y ahora, lo que nos dice todo esto es que tenemos que estar también con esos ojos mirando y también escuchando con la pantalla”, concluyó.