"Es indecente que el Gobierno del PP desautorice la ley de violencia de género porque no la está aplicando"

Soledad Murillo exige al nuevo ministro de Sanidad "que ponga dinero para que se aplique la ley"



Soledad Murillo ha puesto en valor la puesta en marcha de la ley de violencia de género, en su décimo aniversario, por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Durante su particicipación en Pola de Laviana en la jornada El compromiso político contra la violencia de género: una década después, la exsecretaria de Estado de Políticas de Igualdad entre 2004 y 2008 ha destacado que con la citada ley se consiguió configurar una estructura que permitió la coordinación de responsabilidades con los fiscales, los jueces, los médicos y los ayuntamientos. Una ley, añadió, que fue aprobada por unanimidad, motivo por el cual considera que ahora "no es de recibo y es indecente que se desautorice la ley porque no se está aplicando, ya que su aplicación debe ser de tipo presupuestario".

Además, Murillo ha denunciado el "alto número de sobreseimientos, el 158%, lo que es muy grave" y ha requerido "perfeccionar el artículo 143 del código penal, que es el derecho a la dispensa, porque cuesta mucho denunciar".

En su denuncia por la falta aplicación de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, Soledad Murillo se queja de que "no se aplica la ley en las subdelegaciones de Gobierno, las Unidades de Violencia no está funcionando en casi ningún lugar del país y las Casas de Acogida, salvo en Asturias, son clandestinas".

Para Murillo, el nuevo ministro de Sanidad debería cambiar el rumbo ante "la falta de declaraciones en el ministerio advirtiendo a las mujeres de lo que significa la violencia de género y Alfonso Alonso, de momento, sólo ha condenado la violencia pero esperamos que haga algo distinto, como poner dinero para que se aplique la ley".

La aplicación de la ley, según Murillo, debe mejorar y advierte de que "si las mujeres retiran la denuncia es que algo está fallando, como también que los jueces no consideren que trabajar en la violencia sirve de mérito para promocionarse, lo que significa que no están preparados para ello".
Por su parte, la secretaria de Igualdad de la Federación Socialista Asturiana ha destacado el compromiso de la FSA-PSOE al organizar la jornada para destacar la validez de una ley que "significó dar carácter público y de Estado a un problema que hasta entonces pertenecía al ámbito privado con medidas de protección para las mujeres víctimas de violencia de género". Para valorar la ley, según Gimena Llamedo, "es necesario que tenga una dotación económica y no los recortes del Gobierno del PP en esta materia". Un ajuste que, en su opinión, no se aplica en Asturias, donde el Gobierno del Principado "mantiene el presupuesto para las Casas de Acogida y se garantiza la atención a las mujeres, también en los