"Es imprescindible cambiar el modelo energético si queremos que Asturias siga siendo una región industrial"

Javier Fernández reclama "contratos bilaterales de 5 ó 10 años entre las eléctricas y las empresas industriales intensivas en consumo energético" durante el taller sobre la reindustrialización de Asturias


La jornada de debate de la FSA-PSOE sobre la reindustrialización de Asturias sirvió de marco al secretario general de los socialistas asturianos para reivindicar "una industria fuerte" por su "efecto tractor inigualable sobre actividades diversas y porque es capaz de generar empleo de calidad". Javier Fernández defendió durante su intervención que "la energía es fundamental para tener una industria más fuerte". En concreto, se refirió a la necesidad de las empresas, a propósito del caso de Alcoa y su propuesta de despidos colectivos, de tener un precio asequible, "que no hemos sido capaces de garantizar".

El líder de los socialistas asturianos ha reclamado "pactos más allá de una legislatura" en el diseño energético nacional, "algo que no se ha hecho nunca y así estamos como estamos", sentenció.

Javier Fernández, que criticó la falta de un precio competitivo para las empresas y las "políticas confusas que, en el caso de la interumpibilidad, no se sabe si son políticas energéticas o industriales", ha defendido que se firmen "contratos bilaterales entre las eléctricas y las empresas industriales intensivas en consumo energético durante cinco ó 10 años".

Un debate sobre el modelo energético, recordó Fernández que, como ha revelado el caso de Alcoa, "hay que abordarlo con realidad para que Asturias siga siendo una región industrial". "Necesitamos un pacto a largo plazo, muy rápidamente, y esos acuerdos bilaterales entre las empresas industriales y las energéticas. Lo que no puede ser es que haya cambios para favorecer la industria concreta de un territorio", ha añadido.

"Empresas en la silla eléctrica"
"Para que Avilés siga siendo el corazón de la industria metalúrgica y metalmecánica" de Asturias, según Fernández, "no podemos someter a las empresas como Alcoa a una especie de silla eléctrica en el que el voltaje es el precio y, si salen vivas, vuelven al año siguiente y se someten a lo mismo".

"Espero que lo de Alcoa se solucione la próxima semana pero por cuánto tiempo", se preguntó el secretario general. "Es imprescindible cambiar y tenemos que hacerlo si queremos que Asturias siga siendo una región industrial", defendió.

Junto con el debate de actualidad sobre el modelo energético realizado en el centro Niemeyer de Avilés, Javier Fernández argumentó durante su discurso que "no existe incompatibilidad entre los servicios y la industria", una creencia, aseguró, "que durante años ha relegado a la industria". Asimismo, puso a Asturias como ejemplo de "cómo se compatibiliza el paraíso natural con la región industrial".

Por otra parte, el secretario general abogó por lograr el objetivo estratégico europeo de que la industria tenga un peso del 20% en el PIB en el horizonte de 2020, necesario, a su juicio, para superar un tejido empresarial español "enraizado en la arena, en la economía del eucalipto, y la industria es lo único que puede cambiarlo".

Para Javier Fernández, el mix industrial que necesita España "debe estar formado por la industria tradicional modernizada y la industria emergente", un proceso "que necesita tiempo" y para el que, en su opinión, "hay que generar un entorno proclive a la industria con medidas regulatorias que sean fiables".

En su defensa de los valores industriales de Asturias, Fernández citó la tradición industrial de la región, "la cultura de pactos, una educación mejor que la del resto de España y un área central para convertir la demanda de servicios avanzados de la industria en servicios producidos en Asturias". Asimismo, entre las actuaciones para defender la industria asturiana, citó la importancia de los puertos, la Zalia "y que se termine la variante de Pajares para que pasen trenes de mercancías más económicos que ahora".