"El proyecto de Presupuestos que hoy ha entrado en la Junta contiene un denominador común que recoge distintas opiniones recabadas en la negociación"

Fernando Lastra apela a la responsabilidad del resto de grupos parlamentarios para "que Asturias tenga Presupuesto”


El portavoz, Fernando Lastra, ha descrito al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Principado de Asturias, que el Gobierno ha entregado hoy en la Junta General, como "una propuesta que contiene aspectos en los que se pueden ver reconocidos los distintos grupos parlamentarios": "La propuesta contiene, al menos, el común denominador en algunos de estos aspectos que nos han trasladado los distintos grupos parlamentarios. Teniendo en cuenta que algunas de ellas son contradictorias, la Ley sintetiza algunas de las opiniones que hemos encontrado en la negociación". El proyecto de presupuestos para 2017 asciende a 4.226 millones de euros, de los que el gasto social absorbe 2.903 millones, el 68,7% del total. La inversión productiva contemplada en las cuentas se sitúa en los 311 millones de euros y, como novedad, se propone la modificación del impuesto de sucesiones al aumentar el mínimo exento hasta los 200.000 euros

En declaraciones a los medios de comunicación, Fernando Lastra ha señalado que, a partir de ahora, "la discusión se abre a todos los grupos de la Cámara" y ha establecido como objetivo común que la comunidad autónoma afronte 2017 con Presupuesto: "Esperemos que el debate sea sobre aquellas cuestiones parciales del Presupuesto que pueden ser discutidas y asumidas mayoritariamente por el Parlamento y que den lugar a una ley Presupuestaria para el año que viene: que Asturias tenga presupuesto, ese es el objetivo que debería ser compartido por las fuerzas políticas parlamentarias porque es una exigencia, una demanda, una reclamación que nos hace la sociedad asturiana: los sectores productivos, las instituciones, los ayuntamientos, la Universidad, las empresas, los trabajadores; todos creen que es mejor que haya presupuesto. Nosotros creemos que es mejor que haya presupuesto y creemos que hay condiciones para esa negociación presupuestaria".

"Ahora consideramos que la discusión que admite el presupuesto para ser viable es una discusión sobre enmiendas de carácter parcial y, lógicamente, no vamos a desatender ninguna opinión, venga de donde venga. El tiempo de diálogo y de intercambio de opiniones no es un tiempo perdido: incluso cuando ese tiempo se invierte con alguien que tiene poca disposición o está más en el tacticismo o que ya tiene objetivos predeterminados no lo doy por mal empleado. Ahora bien, prefiero que haya más claridad, que las relaciones políticas estén basadas en opiniones más sinceras aunque sean discrepantes", ha explicado el portavoz del Grupo Socialista.

Fernando Lastra ha subrayado las "contradicciones" que entrañan las enmiendas de totalidad: "Una enmienda de totalidad es un rechazo total al Presupuesto. Y eso, objetivamente, creo que es inviable; no puede haber nadie que tenga un rechazo total a una propuesta presupuestaria. Y a veces ocurren cosas muy curiosas: a veces más de un grupo político presentan enmiendas de totalidad, pero la presentan por razones radicalmente distintas. A pesar de eso, se vota lo mismo, cuando realmente es muy difícil pensar que las razones por las que la derecha rechaza el presupuesto son las mismas que las razones por el que lo rechace la izquierda. Esas son las contradicciones que tienen que resolver los que se tienen que manejarse en ese debate. Porque siempre hay un debate sobre el punto común, sobre el encuentro, sobre la posibilidad de renunciar a una parte de tus posiciones para encontrarte con los demás: no todos tenemos que tener siempre toda la razón".

El portavoz Socialista ha explicado además que la Junta de Portavoces ha dejado claro esta mañana que la tramitación del Proyecto de Presupuestos es "prioritaria", ante el "malentendido" del Grupo Popular, que aspiraba a celebrar Pleno este viernes: "Hemos mantenido el acuerdo que estableció la Junta de Portavoces la semana pasada por el que se daba prioridad a la tramitación del Presupuesto. Habíamos incluso modificado las fechas de comparecencias pasándolas del día 1 al día 5 atendiendo a aquellas solicitudes de los grupos que pidieron un poco más de tiempo para el análisis, el trabajo y la discusión del Presupuesto. Nosotros seguimos considerando prioritaria la tramitación presupuestaria. El Reglamento lo contempla así, dado que excluye cualquier otra actividad parlamentaria mientras que el Presupuesto se tramita. Es que la del Presupuesto es una ley especial y tiene tratamiento prioritario que creo que nadie puede eludir".

"La jornada de Pleno coincidía incluso con comparecencias: lógicamente, mientras se están celebrando comparecencias no se puede estar celebrando un Pleno. Son los mismos parlamentarios, no se puede estar en dos sitios a la vez. Es incompatible reglamentariamente pero también es incompatible físicamente. Es un encontronazo del PP consigo mismo", ha abundado Fernando Lastra.