"En el debate de las nucleares conviene distinguir entre nuevas instalaciones y la gestión del actual parque"

Javier Fernández afirma que es necesario analizar este asunto de manera "serena"


Javier Fernández se pronunció sobre el debate en torno a las nucleares a raíz de la situación que se está viviendo en la central de Fukushima tras el terremoto en Japón. Preguntado por su opinión durante su visita al Centro del ITMA en Avilés, Fernández señaló que “cuando ocurre un incidente de esta naturaleza, es lógico que exista un debate, en este caso, en torno a la energía nuclear”. “Lo habrá, sin duda, y conviene además tenerlo de manera reposada, no al calor del último acontecimiento”, señaló el candidato socialista a la Presidencia de Asturias, que incidió que en dicho debate “conviene distinguir entre nuevas instalaciones y la gestión del actual parque”.

El candidato socialista insistió en que hay que “separar dos cosas”. “Una es todo aquello que tenga que ver con nuevas instalaciones nucleares. Miren, en este momento no son necesarias, pero no son necesarias y no lo van a ser hasta dentro de bastantes años además. Hablamos de 2025 o así... Porque ahora mismo, estas centrales están trabajando en base, es decir que no son interrumpibles con facilidad, las paradas se producen cada mucho tiempo y, por tanto, hay, digamos, fenómenos que se están produciendo incluso de vertido de energía eólica nocturna que indican que no se necesita más energía base (...), más energía nuclear nueva en bastantes años. Por lo tanto, tenemos la suficiente capacidad de análisis para ver cómo evolucionan las tecnologías , en qué medida van a ser más seguras, qué costes son los que van a asumir seguro las nuevas centrales nucleares para garantizar mayor seguridad, y que tengamos un debate sensato y sereno respecto a lo que va a ser el futuro nuclear en España”, señaló.

Sobre el otro aspecto a separar, el relativo al parque actual, explicó que, una vez fijado el plazo para el cierre de Garoña, la siguiente central que cumpla 40 años no lo hará hasta 2021. “Del resto de las centrales, la primera que cumple los 40 años es en 2021. Por tanto, tenemos también ahí un margen para analizar con todas las garantías de seguridad posibles en este momento a través del Consejo de Seguridad Nuclear cuáles van a ser las decisiones que se tomen en relación al parque ya existente. Que, insisto, como se cumplen 40 años en 2021, también tenemos un margen para pensarlo, para analizarlo y para tomar las decisiones óptimas. Primero, garantizando la seguridad de la ciudadanía y luego, bueno, con la aportación que supone desde el punto de vista energético y en materia de coste estas centrales (...)”, señaló.

A modo de conclusión, Fernández insistió en que una vez fijado el cierre de Garoña, la siguiente central nuclear que cumple 40 años lo hará en 2021 y añadió: “Bueno, pues en principio, el ejemplo de Garoña está ahí, de aquí a 2021 tenemos un margen también para ver cuáles son las condiciones de seguridad, cuál es también la situación energética del país y, por tanto, cuáles son las decisiones óptimas que hay que tomar”.