"Empeñarse en la reducción de impuestos parece obedecer más al interés electoral que al económico"

Javier Fernández defiende que el proyecto de presupuestos que ha presentado su Gobierno "asegura la sostenibilidad de los servicios públicos y cuida de evitar el castigo fiscal a las clases medias"


"Empeñarse en la reducción de impuestos parece obedecer más al interés electoral que al económico", ha asegurado el secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, durante su intervención como presidente del Principado en el Foro Cinco Días, organizado por Cinco Días en colaboración con Banco Santander. La reforma fiscal, sobre la que reflexiónó durante su discurso, es una de las ideas que Fernández considera "imprescindibles para fomentar el desarrollo económico de Asturias y de España dentro de la eurozona".

Durante su intervención, el presidente del Gobierno asturiano habló, además de la reforma fiscal, de la energética, de la política industrial y de la política productiva. La reflexión sobre estos asuntos concretos vino precedida de una reflexión general de Javier Fernández sobre el rumbo de la política económica, en la que defendió la necesidad de apostar por el crecimiento continuado en vez de por "la austeridad como política básica y como único norte, con la que el Estado del Bienestar será insostenible y la reducción de servicios resultará inevitable", además de advertir sobre "la extensión del precariado como forma de vida".

Fernández alertó en su discurso sobre los "riesgos" que comporta la subasta de rebajas fiscales. En su opinión, la supresión de tributos, el estrechamiento de las bases imponibles, la aplicación o proliferación de exenciones, bonificaciones y deducciones "se compadece mal con la sostenibilidad del sistema de garantías sociales". Por tanto, el líder de los socialistas asturianos considera que "con altísimos niveles de desempleo y con una recuperación balbuciente, empeñarse en la reducción de impuestos parece obedecer más al interés electoral que al económico".

En este contexto, Fernández defendió que el proyecto de presupuestos que su Gobierno ha presentado en la Junta General "huye del maximalismo retórico y se compadece bien con nuestra realidad económica" al entender que "si hemos de asegurar la sostenibilidad de los servicios públicos, también tenemos que cuidarnos de evitar el castigo a las clases medias", en referencia a que la única novedad fiscal del proyecto presupuestarios es la rebaja del mínimo exento de la base liquidable del impuesto de Patrimonio de 700.000 a 500.000 euros.

Asimismo, reiteró las consecuencias funestas que tendría para Asturias no aprobar el Presupuesto de 2014, que abocaría a dos años de prórroga presupuestaria, lo que sería "un fracaso político compartido, pero también un fracaso social". En esta situación, el presidente socialista de Asturias considera "inconcebible que haya quienes, ensimismados en su lógica de grupo y extraños a la realidad, minusvaloren frívolamente las consecuencias" de una prórroga presupuestaria.

En el caso de la reforma energética, el secretario general de los socialistas asturianos, además de recordar la "necesidad de preservar la minería" del carbón, abogó por la necesidad de culminar los trazados de alta tensión y rentabilizar las infraestructuras energéticas de Asturias.

El fomento de la exportación, por otra parte, es uno de los ejes que Fernández cree que debe tener la política industrial, junto con el aprovechamiento de las industrias ya instaladas como de las grandes infraestructuras que pueden servir de plataforma logística, en referencia a El Musel y a la Zalia. Además, se refirió a la necesidad de incentivar la productividad.

Durante su intervención, Javier Fernández aprovechó el debate secesionista de Cataluña para reflexionar sobre el modelo de Estado y el modelo de sociedad al tiempo que recordó que el PSOE defiende la reforma consensuada de la Carta Magna para buscar un punto de encuentro en una España federal.