"El retroceso al que nos llevan las derechas es tan grande que no podemos quedar en casa el 25M"


La candidata número uno de la lista del PSOE por occidente, María Jesús Álvarez, ha alentado esta tarde a los ciudadanos a acudir a las urnas el próximo 25 de marzo porque, según advirtió, el "retroceso al que nos están llevando las derechas es tan grande que no podemos estarnos quietos ni quedarnos en casa". "Hay que frenar a Foro y PP y el único modo es acudiendo a votar el modelo de izquierdas que propone el PSOE y que está encabezado por Javier Fernández, un modelo que respalda una sociedad más igualitaria, que apoya la sanidad y educación públicas, frente al modelo de los especuladores y de los manipuladores de las derechas", añadió Álvarez.

La candidata, que participó en un acto electoral en Cangas del Narcea junto a los también integrantes de las listas socialistas Fernando Lastra y Francisco González, aseguró que el retroceso en los derechos laborales y en el Estado de bienestar "no está propiciado por la crisis sino por los intereses de una derecha cada vez más envalentonada, por los intereses de la gran patronal, por un modelo político que antepone el negocio a la justicia social, que deteriora los servicios públicos para privatizarlos, que ha llevado al paro en Asturias a 20.000 personas durante estos últimos meses por la  incompetencia de Cascos y que tiene como corresponsable al PP".

Álvarez explicó que los socialistas proponen una "pacto entre lo rural y lo urbano" como fórmula para profundizar en las políticas de cohesión territorial para que las personas que quieran vivir en territorios como el del occidente asturiano tengan todas las oportunidades. "Ofrecemos nuestra complicidad con los emprendedores y con los innovadores y nos proponemos crear un clima económico favorable para ellos desde la Administración pública", dijo la candidata, quien reiteró  que el PSOE está firmemente decidido a mantener los servicios públicos "porque la sanidad y la educación pública y los servicios sociales son imprescindibles para que la gente pueda y quiera vivir en el medio rural".

La candidata recordó que los servicios públicos son la "enseña" del PSOE: "Somos los padres de los hospitales de Jarrio y Cangas del Narcea, de la red de atención primaria tan sólida que tenemos, somos los padres de la escuela pública también en el medio rural, de la ley de la dependencia, de los recursos para los servicios sociales. Pero todo esto, que habíamos consolidado y convertido en un derecho de ciudadanía está ahora en peligro porque la derecha lo considera un negocio". "Nos comprometemos, a pesar de todos los problemas que plantea la crisis, a no pisar jamás una línea roja, que es la de la privatización, el copago y el deterioro de los servicios públicos", concluyó.