"El PSOE tiene que hacer doble campaña: explicando su programa y denunciando lo que esconden los demás"

Valeriano Gómez señala que "un país no puede estar todos los días cambiando su legislación laboral"


Valeriano Gómez, ministro de Trabajo, ha reivindicado desde El Entrego que “el PSOE es el único partido que en España que defiende y defenderá los intereses de los más débiles”. Por eso, y recogiendo las palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba, anima a seguir haciendo dos campañas, “una explicando lo que proponemos nosotros y otra explicando lo que propone la derecha ya que ellos no lo dicen”. El ministro de Trabajo ha reivindicado el programa del PSOE como un proyecto “que consiste en la introducción de grandes estímulos para la creación de empleo en las PYMES porque un país serio no puede cambiar su política laboral cada poco”. Desde Asturias, Gómez ha insistido una vez más en las ambigüedades del programa del PP y en la necesidad de clarificarlas “ante los ciudadanos y antes los electores”.  El ministro de Trabajo se muestra preocupado, por ejemplo, con lo que proyecta hacer Mariano Rajoy en materia de prestaciones por desempleo,  “un tema esencial para un país que tardará todavía un tiempo en salir de la crisis”. “Es importante saber que el PP está planteando  cambios sustanciales en el sistema. También sobre el sistema de pensiones haciendo que los ciudadanos de este país tengan que preocuparse cada dos años sobre cuáles van a ser las medidas a tomar en este sentido”. Y por  último, Valeriano Gómez se ha referido a la visión del PP “sobre los convenios, dejando fuera de los colectivos a los trabajadores de las PYMES. Por todo esto, el ministro de Trabajo sostiene que el PSOE esta haciendo un trabajo doble en esta campaña: “explicar su programa y el de los demás ya que ellos no lo hacen”. 

Valeriano Gómez aseguró que el PSOE “es un partido vivo, con unidad, capaz de ofrecer sus alternativas al conjunto de sociedad”. El ministro de Trabajo defiende que, durante los ocho años de gobierno socialistas, “hemos conseguido mantener la igualdad y la libertad como los dos polos de nuestra gestión”. Ha insistido en la necesidad de vigilar y controlar a las entidades financieras a través del Estado. “Porque la posición contraria ha sido la que ha nutrido a la actual crisis que vivimos”, ha dicho el ministro quien ha recordado que a pesar del discurso fácil e hipócrita de la derecha, lo que generó la actual situación fue el crecimiento desmesurado del mercado inmobiliario.

El ministro de Trabajo ha recordado que “un país no puede estar todos los días cambiando su legislación laboral”. Asume que en los últimos años han tenido que llevar a cabo “reformas intensas y difíciles, algunas respondidas con una huelga general. Pero la más importante, que fue pactada, fue la del sistema de pensiones, que le da solidez, que no está pensada para los mayores, sino para los jóvenes”.