N´asturianu

"El PSOE no está desmoralizado por la corrupción porque ha dado una respuesta contundente para zanjar todos los casos que han aparecido"

Javier Fernández llama a los candidatos a las alcaldías de Oviedo, Gijón, Avilés, Siero, Langreo, Castrillón y Mieres a buscar el triunfo electoral porque "lo local es el territorio político preferido de los socialistas"


Javier Fernández, en el acto de presentación de su candidatura a la presidencia del Principado y la de los siete cabezas de lista a las alcaldías de los concejos más poblados de Asturias, lanzó un mensaje de ánimo en busca de la victoria socialista en las elecciones de mayo de 2015. El secretario general considera que "la manera de ganar es contando e imponiendo nuestra historia, que habla de cómo vamos a afrontar juntos las fuerzas de la desigualdad, de la corrupción y de la desmoralización social". En este sentido, el líder de la FSA-PSOE ha afirmado que "el PSOE no está desmoralizado porque emerjan en el partido casos de corrupción porque ha dado una respuesta contundente y con brío para zanjar de manera inmediata todo lo que aparezca".

Javier Fernández ha animado a dar la batalla electoral municipal a José María Pérez en Gijón, a Wenceslao López en Oviedo, a Mariví Monteserín en Avilés, a Ángel García en Siero, a María Fernández en Langreo, a Jesús Cabrales en Castrillón y a Armando Fernández Natal en Mieres convencido de que "lo local es el territorio político preferido de los socialistas, está en nuestra genética". Así, puso a Gijón como ejemplo de que "aquí siempre hemos ganado las elecciones", recordando que los tres alcaldes socialistas que desde 1979 ha tenido la ciudad "están en la memoria viva del PSOE porque han logrado transformar esta ciudad".

En contraposición con la labor realizada por los gobiernos socialistas en Gijón, el secretario general criticó a los gobernantes actuales en el ayuntamiento gijonés "porque están apoyados en una fuerza política fallida en Asturias". "Gijón no puede permitirse ser el puerto refugio de un partido en ruinas, el búnker de Álvarez Cascos, que gobierna a través de una alcaldesa interpuesta", ha denunciado.

Para hacer frente a la demanda de cambio de políticas, el secretario general cree que "una vez que los socialistas hemos cambiado el partido, ahora vamos a cambiar políticas para afrontar la triple crisis que existe en España: la crisis económica, la crisis territorial-institucional y la crisis social".

Tras dejar claro que "no hay soluciones milagrosas inmediatas" para combatir la crisis económica, Fernández defiende que "el PSOE es la única fuerza política capaz de no anteponer lo económico a lo social y que dice: tanto mercado como sea preciso y tanto Estado como sea necesario".

En cuanto a la crisis territorial e institucional, "uno de los asuntos más amargos que puede tener un país", ha reconocido, el candidato autonómico defiende el papel del PSOE a la hora de "definir un espacio político para acordar entre el independentismo más insolidario y la falta desoladora de cualquier respuesta para restañar las heridas entre Cataluña y el resto de España". Una situación que cree que se debe abordar con el proyecto federal que el PSOE perfiló en la Declaración de Granada "porque en un país en el que no se puede centralizar la identidad tampoco se puede centralizar el poder".

Por su parte, para salir de la crisis social, el líder socialista ha llamado a las clases medias a "ayudarnos a defender el Estado del Bienestar porque está en riesgo".

Tras pedir el triunfo electoral a cada uno de los candidatos de los siete concejos más poblados de Asturias, Javier Fernández advirtió de que la contienda electoral "va a ser difícil porque nos acosarán por la derecha y por la izquierda". En la derecha", ha augurado, "lo harán generando miedo, pero podremos con ese miedo y también con la demagogia" de la izquierda. Para salir airosos de esos dos frentes, Javier Fernández pide "decir a la gente que, ante los simplificadores de la derecha y de la izquierda, los socialistas nos vamos a hacer cargo de la complejidad, con lo que les decimos a los ciudadanos que no sólo queremos su voto sino su respeto".

"La política decente y el compromiso"
Por su parte, José María Pérez ha reivindicado la "política decente y de compromiso" y ha reclamado la necesidad de dar "un golpe de timón en Gijón para recuperar el espíritu de una ciudad sin pulso por la falta de compromiso de quienes dirigen el ayuntamiento. Con una alcaldía si una sola idea para el presente y mucho menos para el futuro". "Los gijoneses no se merecen la desidia ni el encharcamiento en la mediocridad en la que hemos estado viviendo en estos cuatro años", ha criticado.

Wenceslao López, candidato a la alcaldía de Oviedo, tras admitir su "orgullo por ser candidato en Oviedo después de 35 años", ha reclamado la "necesidad de poner freno a los recortes municipales" de la derecha tras 22 años de gobierno en la capital del Principado. Más de dos décadas en las que López denuncia que "se ha dejado al ayuntamiento vacío de contenido, con el 70% del presupuesto municipal gastado a través de empresas privadas, un cerco económico de amiguismos que ha construido el gabinismo". Una situación ante la que el PSOE de Oviedo llama "a reconstruir el ayuntamiento".

Mariví Monteserín, en cambio, ha puesto en valor la experiencia de los gobiernos socialistas en Avilés, "donde nos presentamos con el aval de haber transformado la ciudad". A su juicio, el PSOE ha hecho "un buen trabajo y la ciudad está cohesionada y se ha mitigado el impacto de la crisis con un incremento de las políticas sociales". Tras el balance municipal, la candidata pasó revista a los retos y necesidades futuras de la ciudad.

Por su parte, Ángel García, Cepi, tras reconocer que los errores de los socialistas de Siero han contribuido a que "se diga que Siero es el Afganistán de PSOE porque hay mucho talibán", ha admitido también que "hemos corregido los errores". Asimismo ha cargado contra el gobierno de Foro en el concejo porque "sólo les preocupa tener la alcaldía para ellos y los suyos mientras que los socialistas aspiramos a gobernar para todos". Además, García ha fijado como prioridad el desempleo, "el verdadero enemigo del PSOE", y la defensa del Estado del Bienestar.

Armando Fernández Natal, tras reivindicar que el proyecto socialista mierense se resumen en la defensa de "un Mieres para vivir y un Mieres para trabajar", cosechó el aplauso unánime del auditorio al pedir "tolerancia cero contra la corrupción venga de donde venga y venga de quien venga".

Para Jesús Cabrales, el objetivo de los socialistas de Castrillón es "recuperar la alcaldía" para lo que el candidato ha prometido que "nunca vamos a dejar atrás a los 1.800 desempleados del concejo", además de citar como prioridades las políticas sociales, la gestión "rigurosa" del dinero público y las políticas comarcales.

Finalmente, María Fernández, que reconoció que el PSOE de Langreo buscará "revalidar la confianza de los vecinos de Langreo" y seguir al frente de la alcaldía, reivindicó que "ser socialista es la mejor opción para devolverles a los ciudadanos la confianza que han perdido en estos años". Fernández ha defendido los servicios públicos de calidad y ha pedido "cambiar la forma de hacer política, que se ha quedado obsoleta, para recuperar a los desilusionados".