"El PSOE está preocupado porque el Gobierno da tumbos en la negociación del Plan del Carbón por su indefinición sobre el mapa energético"

"Qué esperaba Soria, ser recibido con pancartas y aplausos como en la época de Franco", replica Gutiérrez a las quejas del ministro por los abucheos en Corias


Una de las principales conclusiones que ha sacado la Federación Socialista Asturiana tras la reunión mantenida con la Federación de Industria de CCOO es que "en los contactos mantenidos por Industria con los sindicatos aún no se han aportados todos los datos para abordar una negociación". Así lo expresó el secretario de Organización de la FSA-PSOE: "Nos preocupa que, como consecuencia de la indefinición del Gobierno de España en materia energética, esté dando tumbos en la negociación del Plan del Carbón". En este sentido, Jesús Gutiérrez critica que "si no tiene claro cuál es el mapa energético, difícilmente se puede negociar sobre un sector si no sabe el papel que van a jugar el carbón, las renovables y otras energías", pese a estar convencido de que "hay solución para el carbón. Tiene perfecto encaje en el futuro mix energético y sólo se necesitan decisiones políticas".

En este escenario, el dirigente socialista anunció que la FSA-PSOE estará muy atenta a la reunión de Industria con los sindicatos el próximo día 23 de julio, al tiempo que reclamó que a partir de ahora haya negociaciones conjuntas "en las que todos los actores tengan la posibilidad de hablar unos con otros".

Tras la reunión con la Federación de Industria de CCOO, Gutiérrez expresó que en las negociaciones se aprecia un cambio de talante tras la llegada de Alberto Nadal a la secretaría de Energía. "Al menos en las palabras da la sensación de que se pretende poner un punto de cordura con el que arrancar la negociación". Sin embargo, en el planteamiento político del Gobierno de Rajoy con el sector del carbón, Gutiérrez cree que "este Gobierno no tiene rumbo fijo en materia energética y funciona a impulsos de lo que plantea el lobby de las eléctricas, y esta es una cuestión que no sólo se tiene que dilucidar con las eléctricas".

Tras criticar "los vaivenes" del Gobierno del PP en minería y el retraso en la elaboración de un Plan del Carbón, Gutiérrez urgió una negociación "sin prisas pero sin pausas". Además, advirtió de que "el oscurantismo sería la peor herramienta que este gobierno pudiera utilizar" para tratar de cerrar la negociación en verano por lo que reclamó "seguir negociando en agosto y en septiembre para remitir a la UE un buen plan consensuado con los agentes sociales".

Durante la reunión con CCOO, el director general de Minería y Energía, Isaac Pola, que participó en la reunión junto con los alcaldes de Tineo y Laviana, informó que va a solicitar que se cumplan las previsiones para que este año se alcancen los 20.000 gigawatios/hora previstos en la generación de energía eléctrica con carbón en Asturias porque hasta la fecha sólo se han generado 7.000 gigawatios/hora con carbón.

Por último, Gutiérrez también salio al paso de las críticas del ministro de Industria, José Manuel Soria, por los abucheos que recibió en el acto de inauguración del parador de Corias. El secretario de Organización, que aprovecho para pedir al ministro "la misma consideración para la minería y los mineros que tiene con el plátano y los agricultores canarios", culpó a Soria de ser el responsable de "haber metido el hambre en muchos hogares y el paro en las familias del suroccidente". Dada esta situación se preguntó: "Qué esperaba el ministro de Industria, que le recibiesen, como en la época de Franco, con pancartas y aplausos". Gutiérrez cree que después del "hostigamiento" del ministro hacia el sector del carbón "tiene lo que se merece" por lo que "si esperaba que le recibieran con los brazos abiertos, además de un incapaz es un ingenuo".

Los reproches del ministro también fueron rechazados de plano por el secretario de la Federación de Industria de CCOO. "Si la duele, que se arrasque", zanjó Damián Manzano, que tildó a Soria de "sinvergüenza, caradura y provocador".

El líder de CCOO de minería, además de criticar la "inconcrección" en las propuestas formuladas hasta ahora por el Gobierno en la negociación minera, advirtió de "que nadie tenga la tentación de pretender llegar a la reunión del 23 de julio con hechos consumados cuando hasta ahora no se nos han aportado datos para que podamos negociar cuestiones concretas". Manzano estuvo acompañado por Jaime Martínez Caliero, responsable de minería; Roberto Mallada, adjunto de minería, y Manuel Pérez Uría, secretario de política industrial