"El PSOE es el único que puede ganar la partida a la derecha neoliberal y al populismo radical"

Javier Fernández advierte en el mitin fin de campaña que "las encuestas son como los Testamentos, lo que importa es el último, y el último va a ir bien" y Adriana Lastra insiste en que "no pasarán" ni PP ni Unidos-Podemos




Javier Fernández, que inició su intervención desgranado un rosario de agradecimientos, focalizó las gracias en el equipo de seguridad de campaña "entre los que hemos echado de menos la sonrisa, el corpachón y el enorme corazón de Olegario", recientemente fallecido.

De su ataque al PP, "nuestro adversario, los que quieren cerrar la minería y la derecha sectaria que desvía inversiones de Asturias hacia Galicia", el secretario general pasó, sin solución de continuidad, a "reivindicar mi derecho a defenderme de los que vienen cabalgando sobre el caballo de la demagogia, del rencor y quieren vencer, derrotar y humillar al PSOE, de los que ahora nos extienden la mano pero es solo para encender el fuego que consuma la pira funeraria de este partido". Tras reprochar que "hacen del silencio una mentira" y "no responden cuando preguntas" por la regasificadora de El Musel, la minería, el AVE, la autodeterminación o "por qué apoyan a la derecha más reaccionaria en el Ayuntamiento de Gijón". "Nosotros sí respondemos", zanjó, "pero no vamos a hacer un discurso para enfrentar y sembrar la discordia en la sociedad".

"Las encuestas son como los Testamentos, lo que importa es el último, y el último va a ir bien. Tenemos confianza porque llevamos a cuestas 137 años", dijo en otro momento de su intervención, recordando que "el partido de la España vencida es este partido que, pese a estar cuarteado por la derrota, ha sido capar de traspasar el desierto político calcinador de la dictadura y convertirse en el partido transformador de este país". "Y ahora, cuando escuchamos decir que un tal Iglesias (...), nosotros hablamos de un Pablo y somos responsables de su legado, de su memoria y de su partido al que tantas veces tantos a lo largo de su historia han intentado destruir por ser lo que va a ser siempre: socialista, obrero, español y federal".

Javier Fernández reclamó "hablad con la gente" para "denunciar la alianza clandestina entre los partidarios del capitalismo sin trabas y los que planteaban el asalto al poder. Hay un contubernio claro entre el PP y Podemos para reducir al PSOE a su mínima expresión y somos los únicos que podemos ganar la partida a la derecha neoliberal y al populismo radical".

Por último, el líder de los socialistas asturianos ha advertido de que "el PSOE nunca va perder las elecciones por incomparecencia" y pidió que el domingo se vote al PSOE.

Adriana Lastra, que inició su discurso con el recuerdo a la laborista Jo Cox, asesinada en plena pugna por el Brexit en Reino Unido, cargó "contra la derecha irresponsable y el populismo, que al final consiguieron lo que quisieron y le arrancaron a Europa un trozo de su corazón. Que no pase en España", deseó la cabeza de lista de la FSA-PSOE al Congreso.

Lastra, que se declaró "muy orgullosa de pertenecer a la gran familia socialista, con sus más y sus menos pero al final prevalece la unión", diferenció a los que "son una confluencia de intereses y los que somos de Pablo Iglesias, el de verdad, el que luchó por los intereses de los trabajadores".

"No nos pasarán, Javier, aunque no les guste que lo digamos. No pasarán éstos señoritos y políticos de salón que son tan extremos que acabaron abrazándose para que no hubiera un presidente socialista", censuró la candidata. "Sabemos luchar contra el populismo, lo hicimos contra Cascos y ganamos y lo hacemos contra Podemos y ganaremos también".

Vicente Álvarez Areces, por su parte, clamó contra las escuchas al ministro del Interior, "la brigada político social del franquismo resucitada en democracia y conspirando, un verdadero escándalo".

"Ni populismo ni inmovilismo"
"Aprendices de brujo que han sembrado vientos y recogen tempestades, pero qué herencia nos dejan", reflexionó en otro momento de su intervención sobre las consecuencias del Brexit. "Todo está en riesgo y la gente tiene que darse cuenta de las consecuencias del populismo y de los xenófobos que están socavando los cimientos de la Unión Europea". "Con Pablo Iglesias en el grupo de los euroescépticos y con Rajoy defendiendo el inmovilismo y sometiéndose a lo que decía la troika", motivos, a su juicio, que invalidan las opciones de Unidos Podemos y del PP para gobernar y apostar por Europa. "Ni populismo ni inmovilismo", remachó.

"Estamos vivitos y coleando después de una campaña intensa", arrancó Antonio Trevín un discurso pleno de optimismo en el que quiso "transmitir un empeño: tenemos que ganar para que haya sueldos decentes, subsidios dignos y tengan futuro los metalúrgicos y la minería, por los emigrantes y los refugiados".

"Vamos a ganar el 26-J porque queremos que la sanidad, la educación y la seguridad sean derechos para todos", ha añadido, "para que Rato no se pasee tan campante, para que un ministro del Interior no siga conspirando con los medios del Estado y para que no se vuelva a calumniar a los líderes socialistas”.

Natalia González, candidata número 3 de la FSA-PSOE al Congreso, ha explicado que el Brexit hace que el 26-J "sea aún una jornada más histórica porque el futuro de Europa está sumido en el desconcierto".

José María Pérez hizo una reflexión sobre "cómo una derecha que está en vías de extinción permanece porque otros han manteniendo a la alcaldesa de Gijón. Eso es lo que no queremos que pase y por eso es necesario que haya cambio el 26-J".

"Lo que pasó en Gijón fue reflejo de lo que no queríamos que pasara en España y eso es lo que queremos cambiar los socialistas". "Pérez cerró su intervención con la proyección de un vídeo "en que se explican las razones por las que queremos un cambio: para seguir construyendo el estado del bienestar y el progreso. Es la fuerza del sí".